Feliz Día de la Fotografía

“You don”t take a photograph, you make it”

(Ansel Adams)

Me gusta mucho observar todo lo que me rodea y a veces escribo sobre ello o lo fotografío. Es la mejor manera de mirar dos veces.

Es problema es que la gente ha vanalizado tanto el tema de las fotos que cree que basta con posar, poner caras sonrientes y disparar trescientas cincuenta y cinco veces hasta conseguir la imagen perfecta. Pero se equivocan. Va mucho más allá.

Hacer una fotografía es CREAR un momento único. Da lo mismo si estás viendo el estallido de un volcán o a un gato tumbado en la ventana. He visto puestas de sol increíbles en Grecia, Valparaíso y no menos bonitas en mi pueblo, Villaverde de Guareña. Por eso estoy convencida de que una fotografía no tiene nada que ver con el lugar, con la cámara o con lo bien que pose el modelo. Tiene que ver con el momento.

Ahora vamos tan rápido que la gente prefiere capturar cientos, miles de momentos para luego decidir (eliminar imagen, retocar, poner filtros) cuál de todos fue el mas perfecto. Es un intento constante de capturar el presente sin prestarle atención para luego compartirlo sin tener muy claro qué lo hizo tan especial, si fue la luz , la emoción, el ruido o el silencio. No lo entiendo.

Por eso yo sigo a lo mío, capturando momentos únicos, jugando a recordar con imágenes instantes mágicos que viví en Rumania, en Nueva York o en mi casa de Salamanca, fotografías que hice con el móvil o con la cámara, algunas de paisajes y otras con personas que no siempre miran a la cámara, robados, posados divertidos, escenas únicas que se vuelven eternas precisamente porque pudieran ser fotografiadas.

Aquí va una humilde selección de lo que me pide mi ojo fotográfico. Disfrutadla.

D10B4F66-66F7-4262-B8D4-55FE9DB24DB26A333535-063B-4C9C-AA6B-905D2B17E8C97233071B-4002-4F5B-971A-8869A05534D9853FD68A-6300-41E3-B065-DE89607F543AF3BC4EBC-39C9-4A5D-9474-21ACDD6F8B65AFF579C8-695C-4AA5-82D5-8910BE3177877C1FFCD2-D5AC-41DA-BD32-8BD9294F8548049B0D8D-C3FE-454A-A392-19EC04BEEFAD341C9737-630F-4075-BA48-6100F1962DC55FC4400C-97C5-4C79-8CB9-5659410B88A6EB5992A9-A6EC-491C-AF5B-711A606EE4600C5ACC0C-10BD-447F-98A1-2078D68DC29B891020B0-1397-48F7-8549-8F3B1372AA0805D81DC7-A879-46D5-A5DE-483649EFF87434661057-4425-4BAA-9FEA-133E83B059C6C33D5A40-D836-4FFF-A753-D6DCAA05BF653E1AE098-2218-4F6E-BFD4-CD65209FA1BEA9BFDC08-ACFD-45FB-9EE9-839769E8F166A6003429-955A-4600-8325-E453EDD2CA97D9533BDC-3F3B-405F-A2CE-D3E185A55DB5

Anuncios

Felices 36

Hoy he cumplido 36 años y aunque hubiera imaginado millones de veces mi vida jamás habría llegado a verme como soy ahora. Soy el fruto de las decisiones que he tomado, eso esta claro. No soy la suerte, no soy el destino. Soy mis decisiones, con todo lo bueno y todo lo malo que han supuesto, sin posibilidad de volver atrás no de pensar en otras opciones que no tomé. Lo dijo Milán Kundera en uno de mis libros favoritos, “La insoportable levedad del ser”, cuando afirmó que “No existe posibilidad alguna de comprobar cuál de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro”.

Y a mí mi boceto me gusta, con lo bueno y con lo malo, y aprendo cada día, cada minuto, de lo que hago, e intento ser mejor persona, sentirme mejor conmigo misma y con las decisiones que tomo para mi y para los demás. Porque SOLOs no somos nada. Somos familia, pareja, amigos, conocidos, compañeros,… pero solos no somos el mismo boceto.

77CEDAEF-C7BD-41EA-A41B-2147A361A8EB

Por eso hoy el mío se ha llenado de color y de sorpresas bonitas, algunas empezaron dos días antes con el amor de una hermana a la que adoro y de una prima ya no tan pequeña que será una mujer extraordinaria, como casi todas ñas mujeres que tengo cerca.

757DCEE7-C41A-4A1D-B6D4-1BE17AE9BE24.jpeg

Otras fueron llegando poco a poco, escondidas en maletas, en rosas, en forma de matrioskas de papel, de cafés y cañas, de comidas caseras hechas con muchísimo cariño, vídeos y audios con canciones de cumpleaños; de ramos de flores llenos de besos y de agradecimiento, de pulseras de Pacheco y globos y mensajes y PALABRAS.

52EA416B-8F64-4512-A70B-ACFDF68EA524.jpeg

Con los años me voy dando cuenta de que a mí boceto le gustan cada vez más las palabras y la gente que las escribe o se atrevo a decirlas en voz alta. Son las que nos hacemos únicos, las que nos diferencian del resto y por eso para mí son el mayor tesoro. Y las agradezco tanto… y hoy he tenido tantas palabras bonitas… que mi manera de agradecerlas es esta, con más palabras.

Gracias por hacer este día tan especial en mi boceto. Os quiero mucho a todos, gente bonita.

Un día de cuento

Hay veces que me doy cuenta de que centro todos mis esfuerzos en trabajar. Realmente cuando tienes tu propia empresa y nadie va a venir a solucionarte nada, te cargas a la espalda una responsabilidad tan grande que dura veinticuatro horas los  siete días de la semana. Y no es bueno, claro que no es bueno, porque pierdes perspectiva, pierdes cosas que pasan a tu alrededor, detalles que tienen que ver con VIVIR en mayúsculas independientemente de a qué te dediques. Por eso es tan importante rodearte de personas QUE SÍ para recordarte que, pase lo que pase, cada día puede ser especial y es posible dejar las preocupaciones y los “debería” aún lado para sustituirlos por los “quiero”.

D969E966-3D75-4F5A-8A42-62C5943D846D.jpeg

Y yo ayer quería celebrar el cumpleaños de mi hermana con mis amigas, y quería DISFRUTAR en mayúsculas y por eso desde que nos despertamos por la mañana lo hicimos así. Nos pusimos rumbo a un sitio bonito y acabamos en el Meandro Del Río Melero, el más bonito de España. Reímos, cantamos Camela, hicimos fotos y hablamos de temas escatológicos hasta que se nos hizo la hora de comer en el restaurante “Mulero” de Riomalo, muy recomendable para cualquier amante de la buena comida y más si es de la tierra.

2CCDA702-5158-4B34-9133-1A20E89A79DC.jpeg

¿Qué luego nos apetecía darnos un baño? Pues a movernos hasta Las Mestas, que están apenas a 9 kilómetros y antes de que lleguen las hordas de turistas en julio y agosto se disfrutan como un auténtico remanso de paz con pequeñas cascadas, agua fresquita y piedras planas para dejar pasar la tarde.

551337EE-E331-4B89-82EB-53ADF2A3D464

No teníamos prisa. No teníamos cobertura. Tan solo teníamos un cumpleaños que celebrar, muchas risas guardadas y poca vergüenza, la que se va perdiendo con cada año cumplido. Y es así como, sin tener nada que ver con mi trabajo…Se hacen los DÍAS DE CUENTO.

73D0DF1D-B00D-43D9-B430-C72853AB34BF.jpeg

Un consejo: regalaos uno cada poco. Poneos una excusa (que si un cumpleaños, unas mini vacaciones, una tarde libre, lo que sea) y rodearos de gente QUE SÍ, esa con la que puedes hablar de todo sin esconderte, la que hace que cualquier problema al compartirlo se haga más pequeño y que misteriosamente te ayuda hasta a reírte de tu sombra. Esa gente es la que de verdad importa.

Felicidades, hermanita.

¡Que viva Vitoria!

Hace mucho tiempo que no me atrevía a viajar sin haber mirado antes previamente qué ver, dónde comer, los 10 sitios más recomendables, los rincones que no te puedes perder, los mejor valorados en Internet… Y como estoy cansada de todo eso esta vez lo hice así. Llegúe el viernes a Vitoria sin nada mas que una maleta y mucha ilusión por que me sorprendiera y sí fue. ¡Que viva Vitoria!

IMG_8232.jpg

En realidad el viajar acompañada hace mucho, porque siempre hay alguien que tiene un amigo que le ha dicho, o tiras de Google enseguida pero yo, en mis trece, modo avión y ganas de sorprenderme.

51473386-8887-4d03-9c4d-e49121a53929.JPG

Por eso me encantó descubrir el Artium – Museo Vasco de Arte Contemporáneo-  y pasar una mañana muy artística descubriendo su colección permanente, que os recomiendo encarecidamente si os gusta el arte.

IMG_8262IMG_8272IMG_8273IMG_8278

Y compartir el Paseo Fray Francisco arriba y abajo cada vez que íbamos al Pabellón a ver los partidos de la Copa de la Reina, que era el motivo de nuestra visita a la capital vasca. Un itinerario de 2,5 kilómetros muy recomendable para disfrutar simplemente de una bonita caminata y respirar aire puro.

0ec7457a-f36b-484f-9f74-0dc5600cb8e9.JPG

Me gustó muchísimo el ambiente festivo que se vivía, sano y cercano, ya fuera por el Carnaval (con todo el mundo, familias, pequeños y mayores disfrazados) o por el baloncesto, con una Kalejira organizada por el Araski que recibe el apoyo de toda la ciudad y contagia entusiasmo bonito por el basket femenino. Ójala fuera así en todas las ciudades, incluido en Salamanca.

Y me gustó especialmente la compañía, que demuestra que cualquier viaje es especial cuando lo compartes, y lo mismo da estar en la Calle Cuchillería peleando por un pincho de la barra antes de que se acaben que en La Bilbaína (gran sitio) disfrutando de un tradicional y delicioso bocadillo.

928b57f1-5d9b-4e94-ae3a-4c0c53b6846e44844ae1-c39d-4cbe-8142-50493b64c183

Así que viajad, amigos, poned de vez en cuando el modo avión e imaginad que el Anillo Verde es un bosque con ciervos y ardillas, que alguna vez podréis comprar una casa en el Paseo Fray Francisco porque seguro que no son tan caras o que en Vitoria nadie se disfraza. Dejad a Google por un rato, vivid aunque sea sin saber realmente si lo que estáis viviendo es real o s un poco inventado, ¡qué mas da!

(Lo que si fue real es que nos ganamos la Copa y la trajimos para Salamanca, como estaba previsto así que… ¡Que viva también el Perfumerias Avenida!)

 

 

Todo incluido

He probado muchas cosas en esta vida: vuelos trasnoceánicos, dormir en un camping, aprender neerlandés, conducir un jeep en la zona electromagnética de Isla de Pascua, pasarme un día entero en la cama, decir que si cuando quiero decir que no, decir justo todo lo contrario, no salir de fiesta en Mikonos, gastar 700 tokens en un festival de música, plantar un árbol, … pero no había probado un TODO INCLUIDO en un hotel. Ahora si, y os puedo contar mi experiencia por si queréis intentarlo.

Estoy bien, la verdad, llevo cinco días en régimen de no hacer nada mas que dormir y comer e ir a la playa y pasear. Me siento como un bebé con las necesidades básicas cubiertas. Y tranquila, pendiente solo de cambiarme el traje de baño y aprovechar las vitaminas del sol que me hacían falta como agua de mayo.

30126208_10155763780156137_994556167_o (1).jpg

Es importante cuando vayáis a un TODO INCLUIDO que elijáis bien la compañía. Aquí están contraindicados los que vienen llenos de energía y siempre quieren hacer algo (esa era yo hace unos años); también son problemáticos los que no saben entretenerse de forma sencilla (lectura, música, paseos) y abusan del móvil como su único enlace con el mundo; están estrictamente prohibidos los tiquismiquis con la comida porque un buffet libre con alguien al lado que te mira con cara de ¿te vas a comer todo eso? no es un buffet, es un asco. Yo por suerte he escogido la mejor compañía del mundo 🙂

30174534_10155763780046137_200289825_o

Si no sois tranquilos de natural y tenéis la mente inquieta, como la mía, llevaos muchos libros, porque en un TODO INCLUIDO hay tiempo de sobra para leer novelas, ensayos, chick lit, best-sellers, lo que sea. De hecho me alegra confirmaros que la mayoría de la colonia alemana que comparte alojamiento con nosotras, lee. Desde la tumbona, porque no se mueven mucho mas, pero siempre con un libro entre las manos. Hay esperanza, amigos.  Nosotras ya llevamos tres, y vamos a por el cuarto. Y además de la lectura, si abres bien los ojos, el entorno te puede poner delante otras mil posibilidades. A mi por ejemplo me puso una tabla y aquí que llevo cinco días bañándome e intentado coger olas gracias a algún turista que no podía facturarla 🙂

30122870_10155763779936137_847083017_o.jpg

Pero el ejercicio de la mente se complementa con el del cuerpo asi que no os olvidéis de mover todo lo que acabáis engullendo, devorando, comiendo, zampando o como queráis llamarlo, en el buffet. Porque si, os pongáis como os pongáis, llevo fijándome cinco días y todo el mundo se pone como el tenazas, si no es de patatas fritas es de postres, y si no de vino o de cocacolas o de ensaladas que esconden filetes de carne y cosas empanadas. Nadie lo dice en voz alta pero todos los piensan “ya que lo pago…” (esta es una reflexión muy española que se exporta con facilidad a otras culturas). Total, que comáis lo que os de la gana, que para eso estáis de vacaciones, pero luego dar paseos largos y curativos por la playa, que eso si que alimenta.

30223216_10155763780121137_829010053_o.jpg

Y por último, pero no menos importante, la enseñanza fundamentaL: NUNCA ESTÁ TODO INCLUIDO. Como en la vida. Es una enseñanza muy importante que te tienes que llevar de aquí, cuando llegas muy confiado con tu pulserita, pensando que te vas a comer (literalmente) el mundo y te cruzas con los del Bussiness Club, el Dominus Group o el Continental Style, con otra pulserita distinta y siempre un añadido: un vino más exclusivo, una zona especial para estirar las piernas… Los hoteles son como la vida misma, y no está de más que nos recuerden que nunca pero nunca tendremos todo incluido.

Y que tampoco nos hace ninguna falta. 

 

 

 

 

 

Kioskerman

Acabo de descubrir a Kioskerman y ha pasado al instante a mi lista de ilustradores favoritos, junto con Troche, Tute y Liniers.

eden2.jpg

Desde 2004, Kioskerman (nombre artístico del autor argentino Pablo Holmberg) publica en internet (www.kioskerman.com) sus tiras. Se le podría comparar, por su imaginario mundo, y capacidad para emocionarte y hacerte sentir parte de dicho mundo, al gran Liniers. Kioskerman nos muestra historias relacionadas con el humor, absurdo (algún retazo de Kafka) y el amor, pero desde otro punto de vista. En sus propias palabras ” me interesa la tira no humorística que lleva a un sentimiento que no es la risa o la alegría”. Su camino, destaca, es la poesía.