Todo es como se cuenta

D9RXvnEWkAApqhC.jpg

A veces me resulta difícil salir ilesa de un libro, y con “El eco de la piel”, de Elia Barceló, publicado en Roca Editorial, me ha pasado. Comencé sin grandes pretensiones, y de repente me vi involucrada en los secretos de sus protagonistas, con una sensación profunda de haberme colado en su historia y ser espectadora muda de todas las cosas que no querían contar pero que son las que de verdad configuran sus vidas, las que uno tiene que saber para entender por qué hicieron esto o aquello, por qué tanto dolor, tanto miedo, tanto orgullo.

D9RNuFYWkAAWQ69.jpg

Y llegas a la última página y te das cuenta de que todo eso que sabes de ellos lo vas a seguir guardando en secreto. Incluso que vas a hacer como que lo olvidas porque, como dijo George Orwell en su novela 1984, “si quieres guardar un secreto, tienes que ocultártelo también a ti mismo”.

Shhhhhhhh

Sigue leyendo.

Y no se lo digas a nadie.

Anuncios

Misión en Cádiz (2)

Esta Semana Santa el colectivo hiperespecializado en la resolución de conflictos internacionales “las primas” fue enviado de nuevo hasta Gades (ciudad más conocida como Cádiz) para evitar la destrucción del mundo y conseguir alcanzar Maralto, un destino idílico que solo existe en mentes superdotadas de frikadas como nosotras.

BF074635-AAD5-410C-8349-EB67DB759C36.jpeg

Y allá que fuimos, esta vez con el refuerzo de “la rubia”, hiperespecializada en manualidades y en comunicación. Y allá que nos volvió a pasar lo mismo que la otra vez: las procesiones eternas en intersectores imposibles de descifrar; los mensajes secretos cifrados en 7,45 (cuánto es?) o con traducciones imposibles (Aseos en P2); las pipas y el ansía por comer a cada segundo, como si el mundo se nos fuera detrás de cada puntillita…

1924B53D-B2D8-48F9-BEF1-D24369394BC4.jpeg

Esta vez no siquiera la sabiduría de Agustín Fernández Mallo nos podía ayudar y, aunque yo me hice muy amiga de Manuel el de “Los asquerosos”, se negó a venir a Gades con la excusa de que estaba lleno de mochufa y de que todas las deudas son con la gente. No hay gente, no hay deudas. Solo las que tiene uno consigo mismo.

AEE0BBF4-AC64-4677-815C-7624510E31F0.jpeg

Asi que como no encontrábamos por dónde empezar para salvar el mundo nos pasábamos el día en la playa cogiendo olas, tomando cazón en adobo y haciendo fotos, que es algo tan postmoderno que ya se ha quedado antiguo.

A55934CB-2AAC-4E6B-B9AC-032B424F99CD.jpeg

En estas estábamos cuando se nos apareció una noche Alejandro Albalá en sueños tomando una infusión de hierbaluisa con helado de kinderbueno y nos dijo dos cosas: una, que en Gades no hay café a partir de las 10 de la noche, y dos, que cogiéramos el autobús 1 hasta la calle Balbo y  allí encontraríamos la respuesta.

C201B2E0-625C-4FE3-96F8-18D8D80939F1.jpeg

Así que el día siguiente nos plantamos allí y descubrimos una sala que se hacía llamar “Escape Room” pero era seguro seguro nuestro centro de operaciones. Al menos así lo entendimos nosotras, que nos dejamos encerrar en un espacio a oscuras con la intención de salvar el mundo mientras la rubia y la prima organizadora entraban por el armario, cual visita a Narnia. Una vez allí pusimos nuestras mentes a funcionar y entre las runas, los sudokus falsos, los sms y muchos nervios, pues salvamos al mundo. Si, como lo oís. Si estáis aquí, es por nosotras. Bueno, lo cierto es que hemos superado la Fase 1 pero volveremos a completar el proceso porque la playa, el mundo, José Luis el vecino, Alejandro Albalá y el resto de la humanidad se lo merecen.

07CAC309-8315-4EE7-8EB9-24B2FC1229C4.jpeg

Los asquerosos

El otro día cenando en Cádiz el camarero nos sirvió unos esféricos de moluscos marinos con forma de anillo de compromiso. Fue en ese preciso instante cuando tuve claro que tenía que terminar de leer la historia de Manuel, el protagonista de Los Asquerosos, porque le veía en todas partes. Le sentía conmigo criticando a los que se hacían selfis sin fin a la orilla de la playa de La Caleta, en las ferreterías del Barrio de la Viña donde vendían destornilladores de estrella y huyendo de las marabuntas que se preparaban en la plaza al paso de las procesiones de Semana Santa.

Los-asquerosos_3D_alta-396x600.png

Si os digo que tenéis que leer este libro porque os vais a echar unas risas os estoy mintiendo. Porque para reirse hay que entender el chiste, ir por detrás de las palabras redundantes pero necesarias que se trabaja Santiago Lorenzo para darle voz a tantos manueles que escondemos dentro, a tantos de nosotros que quisiéramos huir de la realidad sucia y clavar un destornillador en donde sea para respirar aire de verdad y caminar y caminar sin rumbo hasta sentir que hemos llegado a un lugar que nos pertenezca de verdad, aunque no sea nuestro. Tampoco son nuestros los móviles ni los trabajos ni los amigos ni la familia: son solo algo que tenemos hoy, que cuidamos con ahínco para no perderlos, pero no son nuestros.

Manuel es un pseudolute, un Robinson Crusoe moderno, y también es un poco yo y un poco tú, que estás leyendo esto. Es esa parte asocial que nos gusta esconder porque no queda bien, y también ese punto de locura que por segundos nos nubla la mente pero siempre nos sobreponemos y lo dejamos a un lado, porque no procede, no está bien, qué loco pensar ese, quién pudiera pero yo no puedo.

Teneís que leeros este libro para ser un poco Manuel, para daros el placer de ser otros, menos perfectos, menos cuerdos y mas libres; para ocupar la España vacía y llenarla de palabras líricas, políticas y hermosas a la vez. Y mira que es difícil pero no hay nada que no se pueda conseguir entre las páginas de un buen libro.

Y me despido aquí de Manuel pero no de Santiago Lorenzo. Aquí comienza una bonita y delirante amistad, estoy segura.

Photo Party

Hace tiempo que no recomiendo juegos nocturnos porque, la verdad, hace tiempo que no salgo, y cuando salgo voy al teatro, a tomar un cocktail, a hablar, a hacer cosas de viejunos con las que me voy identificando cada vez más.

Pero he encontrado este tesoro en el ordenador viejo y no podía dejar de compartirlo. Es la imagen gráfica de lo divertido que es el PHOTO PARTY, un juego que viene en una cajita enana pero proporciona horas de diversión. El funcionamiento es sencillo: consiste en hacer fotos con temporizador. Cada tarjeta te da las instrucciones y todos los participantes tienen que intentar salir en la foto tal y como pide la tarjeta justo cuando salte el temporizador. Gana el que mas puntos acumule y ¿cómo hay que salir? Pues aquí tenéis algún ejemplo:

En la foto no tiene que salir nadie.

prueba nadie.jpg

Tenéis que salir en el borde justo de la foto.

prueba borde foto.jpg

Tenéis que salir con los ojos cerrados en la foto.

prueba ojos cerrados.jpg

En la foto tenéis que salir como si estuvierais sentados en una silla.

prueba silla.jpg

En la foto tenéis que salir haciendo la Torre de Pisa

prueba torre pisa.jpg

En la foto tiene que salir un objeto en el aire.

prueba objeot en el aire.jpg

De verdad, hay juegos tan buenos que debería conocerlos todo el mundo, y ¿sabéis lo mejor? Tener gente con quien compartirlos, así que, ¡haced una PHOTO PARTY cuando queráis reir un rato!

¡Que viva Vitoria!

Hace mucho tiempo que no me atrevía a viajar sin haber mirado antes previamente qué ver, dónde comer, los 10 sitios más recomendables, los rincones que no te puedes perder, los mejor valorados en Internet… Y como estoy cansada de todo eso esta vez lo hice así. Llegúe el viernes a Vitoria sin nada mas que una maleta y mucha ilusión por que me sorprendiera y sí fue. ¡Que viva Vitoria!

IMG_8232.jpg

En realidad el viajar acompañada hace mucho, porque siempre hay alguien que tiene un amigo que le ha dicho, o tiras de Google enseguida pero yo, en mis trece, modo avión y ganas de sorprenderme.

51473386-8887-4d03-9c4d-e49121a53929.JPG

Por eso me encantó descubrir el Artium – Museo Vasco de Arte Contemporáneo-  y pasar una mañana muy artística descubriendo su colección permanente, que os recomiendo encarecidamente si os gusta el arte.

IMG_8262IMG_8272IMG_8273IMG_8278

Y compartir el Paseo Fray Francisco arriba y abajo cada vez que íbamos al Pabellón a ver los partidos de la Copa de la Reina, que era el motivo de nuestra visita a la capital vasca. Un itinerario de 2,5 kilómetros muy recomendable para disfrutar simplemente de una bonita caminata y respirar aire puro.

0ec7457a-f36b-484f-9f74-0dc5600cb8e9.JPG

Me gustó muchísimo el ambiente festivo que se vivía, sano y cercano, ya fuera por el Carnaval (con todo el mundo, familias, pequeños y mayores disfrazados) o por el baloncesto, con una Kalejira organizada por el Araski que recibe el apoyo de toda la ciudad y contagia entusiasmo bonito por el basket femenino. Ójala fuera así en todas las ciudades, incluido en Salamanca.

Y me gustó especialmente la compañía, que demuestra que cualquier viaje es especial cuando lo compartes, y lo mismo da estar en la Calle Cuchillería peleando por un pincho de la barra antes de que se acaben que en La Bilbaína (gran sitio) disfrutando de un tradicional y delicioso bocadillo.

928b57f1-5d9b-4e94-ae3a-4c0c53b6846e44844ae1-c39d-4cbe-8142-50493b64c183

Así que viajad, amigos, poned de vez en cuando el modo avión e imaginad que el Anillo Verde es un bosque con ciervos y ardillas, que alguna vez podréis comprar una casa en el Paseo Fray Francisco porque seguro que no son tan caras o que en Vitoria nadie se disfraza. Dejad a Google por un rato, vivid aunque sea sin saber realmente si lo que estáis viviendo es real o s un poco inventado, ¡qué mas da!

(Lo que si fue real es que nos ganamos la Copa y la trajimos para Salamanca, como estaba previsto así que… ¡Que viva también el Perfumerias Avenida!)

 

 

Merlí

00105110922233____1__640x640.jpg

Merlí es un profesor de filosofía que intenta devolverle a los alumn@s del instituto en el que imparte clases la ilusión por la vida que el sistema les ha quitado y la capacidad de ser críticos para cambiar las cosas que no le gusten de éste. Me ha encantado la serie desde el primer al último capítulo.

Me parece necesario entre tanta crispación, entre tanta tecnología y tanta demagogia como nos rodea en la actualidad volver a la filosofía como el arte de pensar y de ser capaz de hacerse preguntas en lugar de quedarse esperando respuestas. Impresionante ese ficticio “Merlí Bergeron” que invita a una revolución del pensamiento contemporáneo recuperando a Aristóteles, a los peripatéticos, a Heidegger, y a Thoreau, entre otros maestros. Somos tan libres como queramos pensar que podemos ser libres. Si ni siquiera lo pensamos, jamás seremos capaces de conseguirlo, porque nunca llegaremos a saber ni lo que somos ni lo que necesitamos.

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente, enfrentar solo los hechos esenciales de la vida, y ver si no podía aprender lo que ella tenia que enseñar, no sea que cuando estuviera por morir descubriera que no había vivido”

Thoreau

 

Ya que estamos

No tenía pensado escribirte

pero es navidad.

No tenía pensado salir

pero hay casamiento.

No tenía pensado viajar

pero son vacaciones.

No tenía pensado comer

pero ya estás sirviendo.

No tenía pensado mirar

pero fue señalado.

No tenía pensado avanzar

pero están empujando.

No tenía pensado emigrar

pero vino la crisis.

No tenía pensado volver

pero oí tu llamado.

No tenía pensado besar

pero abriste la boca.

No tenía pensado brindar

pero alzaste la copa.

No tenía pensado volar

pero me diste alas.

No tenía pensado concluir

pero oí los aplausos.

Gif-aplausos.gif

Luis Pescetti

Unidos contra Drácula.