The best Book in the World

BY Rilla Alexander

Flying Eye Books

Anuncios

Entrevista en Spanglish Peque

¡Buenos días a tod@s! Hoy me he levantado contenta, y más después de leer la entrevista que Spanglishpeque comparte sobre mi trabajo, el de Unpuntocurioso y sobre los Fingerplays como un recurso divertido para hablar en inglés con los más peques. ¡Gracias, Mariña!

STORY.png

Podéis leer la entrevista haciendo clic sobre la imagen o aquí 🙂

Estes  mi parte favorita:

Captura de pantalla 2017-11-14 a la(s) 11.10.49.png

 

Captura de pantalla 2017-11-14 a la(s) 11.10.49.png

Abrazos, de Beatriz Adela

El otro día estuve de viaje de trabajo en Valencia y, además de aprender un montón y conocer gente extraordinaria, me dio tiempo a pasear, a darme un baño en la piscina del hotel y a descubrir curiosidades de esas que me encantan.

DB4FPh-XkAEAmfs.jpg

Una de ellas fue la colección” Abrazos” de Beatriz Adela. De paseo llegué hasta el IVAM y en su fantástico librería “Dadá” me pasé una hora entre fanzines, álbumes ilustrados e ilustraciones. Entonces, descubrí unos abrazos extraordinarios, de una sencillez asombrosa pero a la vez cargados de emociones. Algunos eran liosos, otros profundos e incluso algunos tristes. Peor me encantaron todos. Por eso hoy os los recomiendo: podéis descubrirlos aquí en www.beatrizadela.com y soñar con ellos o comprarlos o simplemente compartirlos o hacer todo a la vez, como hice yo.

DB4FPh2XkAEbZoa.jpg

Siete claves para escribir bien

Según el maestro Roald Dalh 🙂
julaug2016_c08_roalddahl-wr-v1.jpg__1072x720_q85_crop_subject_location-530,592.jpg
1. Debe tener una imaginación viva.
2. Debe ser capaz de escribir bien. Con eso quiero decir que debe ser capaz de hacer que una escena cobre vida en la mente del lector. No todo el mundo posee esta habilidad. Es un don que sencillamente se tiene o no se tiene.
3. Debe tener resistencia. Dicho de otro modo, debe ser capaz de seguir con lo que hace sin darse jamás por vencido, hora tras hora, día tras día, semana tras semana y mes tras mes.
4. Tiene que ser un perfeccionista. Eso quiere decir que nunca debe darse por satisfecho con lo que ha escrito hasta que lo haya reescrito una y otra vez, haciéndolo tan bien como le sea posible.
5. Debe poseer una gran autodisciplina. Trabaja usted a solas. Nadie le tiene empleado. Nadie le pondrá de patitas en la calle si no acude al trabajo y nadie le reñirá si hace usted el vago.
6. Es una gran ayuda tener mucho sentido del humor. Esto no es esencial cuando se escribe para adultos, pero es de vital importancia cuando se escribe para niños.
7. Debe tener cierto grado de humildad. El escritor que piense que su obra es maravillosa, lo pasará mal.”.

La ventana

978-84-15208-16-7_g.jpg

La ventana

Sean Chuang

Barbara Fiore, 2011

En una pequeña ciudad, una niña paralítica ve transcurrir la vida desde la ventana de su habitación. Un día, por accidente, irrumpe en su reducido universo un chico de su edad que logrará sacarla de su aislamiento, hasta que esta amistad se ve interrumpida por la llegada de la guerra, que cambiará la vida de los protagonistas y sumergirá a la ciudad y al mundo entero en un caos.

“La ventana” cuenta una historia de diez años en viñetas, a imitación de las novelas gráficas europeas, salpicadas por breves textos anecdóticos. Son páginas ilustradas a todo color que transmiten visualmente los sentimientos y sus contradicciones, a través de un inteligente juego de tamaños y tonos pictóricos.

La obra describe un mundo cada vez más caótico y a una persona que basa su supervivencia en una simple creencia. Nos recuerda continuamente que el mundo en el que vivimos es un caos y el simple hecho de vivir no es nada fácil. Es inevitable que un sinfín de tribulaciones pongan a prueba a la gente y la hagan madurar, cuando todo se vuelve complicado y deja un mal sabor de boca. Al final entendemos que la realidad de la vida es que estamos absolutamente solos, pero corremos en pos del rayo de esperanza del amor, que nos muestra un rumbo claro abríéndose paso entre la oscuridad.

chuang (1).jpg

 

Estoy hecho un poema

En un día tan especial como hoy, 21 de marzo, en el que la llegada de la primavera coincide con el Día Mundial de la Poesía, y nos recuerda que “un poema no es un pájaro, sino el vuelo de los pájaros. No es la nube, sino la canción de las nubes” (Hector Miguel Collado), me resulta imposible recomendar solo un libro. No puedo. La poesía está en todas partes, nos acompaña en cada momento, con ella despertamos la imaginación, y utilizamos el lenguaje de forma lúdica, ejercitando la memoria, la capacidad de escucha y atención. La musicalidad y sonoridad de las palabras demuestra que cualquier momento es adecuado para ponerle tono poético.

Tienen poesía las bolsas de plástico gracias a Karmelo C.Iribarren en la obra Versos que el viento arrastra (El Jinete Azul, 2010), demostrando que todos soñamos con volar:

Captura-de-pantalla-2017-03-21-a-las-11.50.48.png

Y también hay poesía en los barras, aunque sea de usar y tirar, porque trazar sobre una servilleta de papel o sobre un posavasos nuestros sentimientos y emociones, es uno de los modos más naturales de exhibirnos en lugares comunes, al alcance de cualquiera. Lo podéis comprobar en la obra Poesía de Barra (A Fortiori Ediciones, 2010):

17424870_10154696639241137_5889114186162148227_n

Sigue leyendo en PortalVillamayor

Jungho Lee

Acabo de descubrir a Jungho Lee y me tiene fascinada. Sus ilustraciones representan a la perfección el poder de la lectura como viaje, como alimento, como recuerdo. Leer es tan bello como muestran sus ilustraciones y tan potente como demuestran sus significados.

c5x-d5hwcaazjobC5x-D6FXMAA8rJ_.jpgc5x-d5jxmaicoxmc5x-d5rwaaalibd

Afortunadamente si te gusta su trabajo puedes comprarte el libro “Paseo” editado por la siempre maravillosa Barbara Fiore 🙂