Un tirachinas es lo que hace falta

Esta fiebre de Pokemon Go me tiene alucinada. Hace unos días, de vacaciones en las rías Baixas tomábamos un vinito en una terraza y escuchamos cómo la familia de la mesa de al lado- padres, hijos y abuelos- se levantaba precipitadamente en busca de una pokeparada.

Pero estamos locos o qué.

A los niños de ahora les hace falta un tirachinas y mucha calle. Y no pokemons, sino pardales. Generaciones enteras han crecido buscando piedras, agudizando la vista y molestando- un poquito- a gatos, perros o pájaros sin que llegara la sangre al río. No necesitaban ver la vida a través de una pantalla con realidad aumentada porque la realidad que tenían enfrente ya era suficiente. Ahora no la ven.

2016-08-02 12.13.55_resized

Antes salíamos de casa con la batería a tope y no volvíamos hasta la hora de cenar, agotados de la bici, los árboles, las guaridas, las “pequeñas trastadas”. Llegábamos reventados y la cama era el mejor cargador, para levantarse al día siguiente repletos de energía. Ahora se enganchan al enchufe mas cercano para poder salir con la “batería” bien cargada y cuidado… que como se apague, hay que volver a enchufarse.

2016-08-02 12.19.12_resized

Los necesitamos desenchufados. Libres de industrias que ven el potencial de una sociedad aburrida y apantallada y abusan del tiempo del verano. El tiempo del verano es nuestro. Es de las ramas que tienen forma de triángulos y permiten hacer tirachinas enormes que molestan a los pájaros cuyos nombres aún sabemos pronunciar. Y si se acaban las piedras, te agachas y punto.

Una pokeparada… por el amor de Dios. Si levanta la cabeza mi abuelo los pone a cambiar tubos y a recoger alpacas a mano, ya verás tú qué ganas de pikachu les quedan.

P.D. Espero que mis palabras no hayan ofendido a los animalistas, pero es que vivimos entre tanta tontería que ya no sé si vivimos de verdad…

Juegos en el Bar Mano a Mano

Me da rabia que en Salamanca cada vez se hagan más cosas originales, actualizadas y para todo tipo de públicos, y aún así a la gente le cueste disfrutarlas, como si lleváramos la piedra de Villamayor atada la espalda y nos pesara tanto que nos costase soltarla y abrir la mente a la que la ciudad avanza.

En fin… no sé si sabéis que todos los viernes en el bar Mano a Mano (Calle La Reja, 10), Pandora Animación organiza un evento superdivertido que comparten a través de Facebook y se llama ZONA JUGONES. ¿Esto qué significa? Pues que si tienes un grupo de amigos puedes ir y jugar con ellos. Sin más. Jugar, si, jugar, algo que no deberíamos dejar de hacer ni grandes ni pequeños, nunca. Puedes jugar con ellos, y tomar unas cervezas con ellos, y cenar con ellos, todo en el mismo lugar. Es una propuesta cojonuda.

Total que como somos de ideas fijas llevamos varios viernes a pie firme probando juegos, pizzas, hamburguesas, tostas y sobretodo risas, muchas risas. Llegados a este punto os estaréis preguntando, la mayoría, que de qué tipo de juegos estoy hablando. Tranquilos, que aquí va una selección de las mejores propuestas que hemos probado hasta ahora. Tachán, tachán…¡es hora de jugar!

Bohnanza o por un puñado de judías

Un juego de cartas aparentemente sencillo pero sólo apto para agricultores en potencia. Cada jugador tiene que sembrar distintas judías: está la hippy judía, la judía pocha o la apestosa, entre otras. Pero solo dispone de dos campos, una dura negociación y mucha mano izquierda para realizar la jugada. Es una propuesta muy divertida que saca los peores instintos comerciales de cada uno, pero a la vez hace que te desternilles de risa cuando te descubres diciendo cosas como “te cambio mi judicultor por una pocha y otra apestosa”. Impagable.

¡Zombies!

Walking Dead con un tablero. Cada jugador tiene que ir creando el tablero, después enfrentarse a los zombis que encuentre en su camino y, lo más importante, llegar al helipuerto para escapar de la masacre que se va preparando. Es un juego más complejo pero igual de divertido en el que no puedes olvidar que compites contra el resto, no con ellos: colócale los zombies delante para que no puedan escapar de sus ataques, muévelos para que les pisen los talones, y, lo más importante, no te olvides de utilizar las fabulosas cartas de acción  que pueden darle la vuelta  a la partida en un instante. Ah!, Y sobrevive 🙂

Los tres cerditos

Siguiendo la estela del cuento popular, cada jugador se convierte en un cerdito que tiene que consturir una caja lo más resistente posible, y por piezas: un tejado, una puerta, y la altura que consiga reunir en piezas. Los cinco dados deciden qué pieza puede conseguir cada uno de los jugadores, y determinan también el material (paja, piedra o madera). Los “cerditos van construyendo su casita confiados pero si en los dados aparecen dos lobos, una de sus casas, por puro azar, quedará derrumbada, y no valdrá nada. gana el que consiga construir casas por más valor.

Coloretto

O estrategias de camaleones. Se juega con una baraja de 77 cartas de juego: 63 cartas con un camaleón (hay 7 colores diferentes), 3 comodines con un camaleón multicolor, 10 cartas con un +2 y una carta de última ronda. El objetivo del juego se puede explicar con pocas palabras. Se juegan varias rondas y en cada una los jugadores ganan cartas de camaleón. Cuando acabe la partida sólo sumarán los camaleones de tres colores, y todas las cartas que hayan conseguido los otros colores puntuarán negativamente. Un juego ideal para perjudicar al que tienes enfrente, y sumarle cartas sin piedad 🙂

Doble

¿Quién tiene memoria fotográfica de pez? Este es un juego con más de 55 cartas con distintos símbolos,  y solamente un símbolo idéntico entre cada carta. ¿Serás capaz de descubrirlo? Se puede jugar de 5 maneras diferentes (5 minijuegos), pero siempre manteniendo un objetivo: los jugadores deben buscar el objeto común entre dos cartas y nombrarlo. Es desesperante, y a la vez te partes de risa, mientras te aproveches del menos rápido o el más desconcentrado del grupo.

Y hasta aquí la recomendación del día. Entiendo que para aprender a jugar, lo mínimo que tenéis que hacer es acercaros un día a jugar, y disfrutar también de una deliciosa tosta o hamburguesa, mientras disfrutáis del sencillo placer que es pasar un rato con amigos entre risas.  Ah! Y si lo que os apetece es tener fichados ya algunos juegos, echadle un vistazo a la página de Homoludicus. Hay miles de posibilidades.

la vida es como un juego

estaba pensando hace un ratito que la vida es como un juego. no sé puede confundir con un concurso, porque no es una prueba entre varios candidatos para conseguir un premio, al fin y al cabo, al final aquí nadie gana y nadie pierde. aquí todos jugamos. tenemos unas reglas que vienen escritas en la caja pero también jugamos a inventarnos reglas nuevas, a probar a hacerlas más difíciles cuando nos resultan aburridas las que ya están escritas. depende de lo que tú quieras. está claro que hay gente que se ciñe al milímetro a las normas que vienen dentro. otros nunca se conforman y quieren cambiarlas incluso antes de leerlas. otros las leen una y otra vez y nunca acaban de entenderlas. y a veces, el que las entiende, no sabe si quiere o no seguirlas. asi que un día se cansa. y ya no quiere jugar más.

la teoría de la elasticidad

mi cerebro se encoge se encoge se encoge y cuando salgo de trabajar ya no me apetece pensar más ni buscar actividades ni plantearme dinamizaciones ni presentaciones de libros ni programaciones ni ná. mi cerebro se encoge, pero al día siguiente, despúes de dormir varias horas (nunca más de siete) pues se vuelve a expandir un poquito y me vuelve a apetecer programar, dinamizar, leer, presentar, todo.

 la teoría de la elasticidad describe como un sólido  se mueve y deforma como respuesta a fuerzas exteriores. pero no recuerdo hasta qué punto un sólido es elástico. asi que, ante la duda, en mis ratos libres me dedico a cultivarme en tonterías, no sea que un día de tanto estirar…

http://www.eyegas.com/sproutifarts/

juegos nocturnos III

La risa es buena. Todo el mundo sabe que la risa es cojonudamente buena y no creo que tenga que convencer a nadie de ello.

Pasarte casi todo un día entero riéndote con tus amigas… pues es la leche. Porque te levantas un sábado cualquiera con una resaca de espanto y te cuesta un quintal y medio volver a ser persona. Pero llegan las 5 y media y vas al partido y ya te ríes por el camino cuando te acuerdas de las chorradas que hiciste el día anterior. Te sientas entre Rufino, la FAMILIA, los hermanos que han cambiado de hermana pequeña (pues no me había fijado nunca, oye), y ese chungo que tiene novias muy pequeñas y muy pintadas. Pasa el partido mientras no paras de hablar y de reirte. Piensas en escribir un cartel, pero no lo escribes. Lloras de la risa entre los míticos “ya era hora” “ha sido la 12” “arbitrucho” “esas faltas”. Te sorprendes de sus nuevas propuestas, entre las que destacan “ladrón (así en plan sarasa)” “hay seis jugadores” y “agua”. Cada vez estoy más segura de que ellos ven otro partido.  Pero esto ya lo he explicado en un post anterior.

Luego acaba el partido y al llegar al Tenderete te das cuenta de que se ha convertido en un campo de nabos. Uno de los nabos tiene problemas de próstata y es móvil-adicto. Otro es el hermano mayor del enanito resfriado y no puede parar de estornudar, el pobre. Te ríes de nuevo, que le vas a hacer.

Vuelves a casa y a las 23 30 vuelves a los bares. Al Bombín, por ejemplo. Quieres jugar a algo pero “alguien” prefiere hablar. Y al final juegas. Y es aquí donde empieza ese magnífico juego al que llamamos cariñosamente “EL JUEGO DE FERNANDO TEJERO”.

Consiste en decir un nombre y a partir de ahí famosos que se llamen así. Fernando Tejero, por circunstancias de la vida, es el comodín. Aunque después de ayer, las cosas igual cambian un poco. Porque…

1. Resulta que Peret SI vale ya que en realidad de llama Pedro Pubill Calaf y nació en Mataró, como el novio de Nuria Martínez. Así que hay que chuparle el dedo gordo del pie a Silviat.

2. No vale Susan la de Susan y amigas, La familia de Susan, El internado de Susan o Susan, desaparecida, porque canta un huevo que es inventado. Tampoco vale Isabel Lopez de Ayala ni Paco Calabuig ni Manu Lobo (a no ser que te refirieras al antiguo rector de la Universidad de Canarias, que ya tendría mérito).

3. Tampoco vale Paco Jones ni Ana Conda ni Quique Resquetediga. Pero vale María Unpajote.

4. Se permiten remontadas infinitas en el tiempo, con la posibilidad de recuperar a la hija de Jose Coronado en Periodistas o a cualquiera de los cien mil sergio, maría, carmen, etc que pasaron por el instituo de Al salir de clase (pero no por la carnicería).

5. Cuidado con las familias, porque empiezas con Ana Botella, sigues con Ana Aznar y acabas con la sobrina, la nieta y su santa madre. Igual te pasa con Carmen Polo y las cien que sacamos de la familia. Asi que cuidado.

6. A la hora de mentir o colar alguno, es mejor hacerlo con gracia y utilizando trabajos como “el escritor” “el político” o “el famoso cirujano” porque a los del tomate, realities y series los conocemos todos y no cuelan.

7. Queda pendiente saber si el taxista aceptó Roberto Carlos como compañero de profesión.

Reírse es bueno, si señor. Reírse mucho, es que es cojonudo.

 

P.D. ZZZZCHAAAASTTT

juegos nocturnos II

quería hablar sobre el asunto de los españoles del Chat pero es un tema un tanto controvertido y además me han acusado de hacer un blog un poco pedante y cultureta así que cambio el rumbo y os informo del juego del siglo, el mejor invento de la historia de Anaya, un material imprescindible para los botellones caseros (y no tan caseros si no tienes vergüenza), tachán tachán:

¡EL RESPONDÓN DE ANAYA!

catalogo0024.jpg

(el mío es de una edición un pelín más antigua, como de la EGB, más o menos)

Con un formato de fácil manejo te permite llevarlo a cualquier sitio (de hecho lo llevaba metido en el bolso desde que lo compré en la Feria del Libro hace semana y media) y si no confías demasiado en tus conocimientos de cultura general, puedes jugar en grupo y así no se nota si eres tonto :-). Yo recomiendo el nivel de 9 a 10 años porque nosotras jugamos al siguiente, de 11 a 12, y la verdad… es un poco chungo. Para muestra, un botón con algunas de las respuestas más ingeniosas que salieron anoche en el Bombín:

– ¿a qué familia de instrumentos pertenece la trompeta?  A LOS DE AIRE

– un sonido que no cambia de tono es un sonido… MONÍTONO

– el divisor es 25, el cociente 8 y el resto 15, ¿cuál es el dividendo? PUES o 95 o dos.

– una recta que sólo tiene en común un punto con la circunferencia se llama…RADIO.

– ¿qué le ocurre a un gas al comprimirlo a temperatura constante? QUE SE VA. DESAPARECE.

– ¿qué escultor decoró el Partenón? MIGUEL ÁNGEL

– ¿quién esculpió el Discóbolo? MIGUEL ÁNGEL

Luego como parte del intestino añadimos el fistro duodenal y discutimos largo y tendido sobre las fracciones irreducibles (¿yqueseso?) pero de verdad que estuvo muy bien. 

Por lo demás, mañana no tengo puente así que trabajo pero como de momento me gusta mucho lo que hago, pues oye, ni me cuesta madrugar.  Igual le cuelo a los niños lo del RESPONDÓN, que es que cuando me gusta mucho una cosa me pongo tan pesada… que la quemo:-(