Cachete Jack

En mi viaje a Valencia también descubrí a Cachetejack. Es un dúo de ilustradoras españolas cuyo trabajo se caracteriza por la cotidianeidad más absoluta mezclada con mucho sentido del humor e ironía. Somos tal cual ellas nos muestran, con mucho color, mucho sabor y mucha tontería encima.

cachetejack_cachete_jack_exhibition_madrid_spain_centrocibeles_ciudadenvinetas_siesta_5_1000

 

 

 

Os recomiendo que echéis un vistazo a su trabajo en http://www.cachetejack.com/

Gif_04

 

 

Anuncios

Abrazos, de Beatriz Adela

El otro día estuve de viaje de trabajo en Valencia y, además de aprender un montón y conocer gente extraordinaria, me dio tiempo a pasear, a darme un baño en la piscina del hotel y a descubrir curiosidades de esas que me encantan.

DB4FPh-XkAEAmfs.jpg

Una de ellas fue la colección” Abrazos” de Beatriz Adela. De paseo llegué hasta el IVAM y en su fantástico librería “Dadá” me pasé una hora entre fanzines, álbumes ilustrados e ilustraciones. Entonces, descubrí unos abrazos extraordinarios, de una sencillez asombrosa pero a la vez cargados de emociones. Algunos eran liosos, otros profundos e incluso algunos tristes. Peor me encantaron todos. Por eso hoy os los recomiendo: podéis descubrirlos aquí en www.beatrizadela.com y soñar con ellos o comprarlos o simplemente compartirlos o hacer todo a la vez, como hice yo.

DB4FPh2XkAEbZoa.jpg

Jungho Lee

Acabo de descubrir a Jungho Lee y me tiene fascinada. Sus ilustraciones representan a la perfección el poder de la lectura como viaje, como alimento, como recuerdo. Leer es tan bello como muestran sus ilustraciones y tan potente como demuestran sus significados.

c5x-d5hwcaazjobC5x-D6FXMAA8rJ_.jpgc5x-d5jxmaicoxmc5x-d5rwaaalibd

Afortunadamente si te gusta su trabajo puedes comprarte el libro “Paseo” editado por la siempre maravillosa Barbara Fiore 🙂

Las diez claves de la neurociencia para mejorar el aprendizaje

1. Practicar regularmente deportes o actividades físicas

El ejercicio físico aeróbico beneficia las capacidades cerebrales tanto en el niño como en el adulto. Quienes tienen una actividad física semanal más intensa tienen también una mejor memoria y mayor flexibilidad y velocidad de procesamiento de información mental. Incluso 30 únicos minutos de marcha en bicicleta o carrera al día pueden ser suficientes para mejorar el tiempo de reacción y la velocidad de procesamiento de la información en el cerebro.

25916457df1b979419d6b184a2b5b977

Ello es posible porque la actividad física genera BDNF, una proteína del cerebro que aumenta la plasticidad o capacidad de las neuronas para formar conexiones entre ellas, el número de las que nacen diariamente y la vascularización y aporte de sangre que reciben. La actividad física, en definitiva, genera una especie de lubricante que facilita el funcionamiento de la maquinaria cerebral para aprender, formar memorias y recordar.

2. Evitar el exceso de grasas en la alimentación

La alimentación adecuada para aprender debe evitar las dietas altas en grasas, pues son dietas que reducen la sensibilidad de los receptores NMDA, que son moléculas del cerebro que forman parte de los mecanismos de plasticidad neuronal que hacen posible la formación de la memoria en lugares como el hipocampo y la corteza cerebral. La experimentación actualmente en curso indica que la restricción calórica en la alimentación favorece la mayoría de procesos mentales.

3. Dormir lo necesario con regularidad

El sueño anticipado prepara al cerebro para aprender y, cuando ocurre tras el aprendizaje, potencia la formación y estabilización de las memorias. Es así porque las mismas neuronas que se activan para registrar la información cuando aprendemos vuelven a activarse cuando dormimos. Suelen hacerlo entonces a mayor velocidad dando preferencia a las que registraron los aprendizajes a los que se atribuyó mayor importancia o valor de futuro. El sueño es, por tanto, una forma cerebral de practicar y fortalecer lo aprendido durante el día.

sleepingbrain

Para potenciar el aprendizaje precedente no es necesario dormir las 8 horas de una noche, pues puede bastar con una siesta de una o dos horas, aunque períodos más largos suelen ser más beneficiosos. Además de facilitar el aprendizaje y potenciar la memoria, el sueño reorganiza y estructura los contenidos de la mente haciendo posible la integración de la nueva información aprendida en los esquemas de conocimiento ya existentes en el cerebro, facilitando el descubrimiento de reglas y regularidades ocultas en la información recibida, generando inferencias, convirtiendo el conocimiento implícito en explícito e influyendo también muy posiblemente en la intuición y creatividad de las personas.

4. Entrenar frecuentemente la memoria de trabajo

Esta memoria es la que utilizamos para pensar, razonar, planificar el futuro y tomar decisiones. Con ella retenemos en la mente, por ejemplo, las posibles jugadas a realizar en una partida de ajedrez o las diferentes opciones para tomar una decisión. Materias como la filosofía o las matemáticas promueven este tipo de memoria, muy ligada a la inteligencia fluida, que es la capacidad de razonar y resolver problemas nuevos con independencia del conocimiento previamente adquirido. La práctica intensa en memoria de trabajo incrementa la actividad de las cortezas prefrontal y parietal del cerebro de la que depende y aumenta también las conexiones neuronales entre ambos hemisferios cerebrales. La posibilidad de transferir la mejora en la capacidad de ejecución de una determinada tarea de memoria de trabajo a otra tareas diferente no entrenada es mayor cuantos más procesos cerebrales estén comúnmente implicados en ambas.

5. Guiar el aprendizaje con preguntas

Este procedimiento motiva al estudiante, concentra su atención y le convierte en una especie de detective o investigador que busca en cualquier fuente de información posible la solución a los interrogantes que se le plantean. Es además un modo de enseñarle a trabajar y ganar autonomía para aprender, es decir, es también un modo de aumentar la capacidad del alumno para aprender por sí mismo en el futuro.

13843596706812

6. Practicar frecuentemente el recuerdo de lo aprendido

El recuerdo, además de servir para evaluar lo aprendido, sirve también para seguir aprendiendo. El preguntar sobre la información recientemente aprendida beneficia a la memoria a largo plazo promoviendo el reclutamiento de los circuitos neuronales del recuerdo en las subsecuentes oportunidades de estudio. Ayuda también a mantener la atención durante largos periodos evitando las distracciones cuando se estudia leyendo los textos en la pantalla de un ordenador. Tal actividad aumenta la sensación subjetiva que tiene el estudiante de estar aprendiendo y reduce así su ansiedad respecto a evaluaciones posteriores.

7. Un poco de estrés no es malo

En situaciones emocionales o de estrés moderado, la activación de estructuras cerebrales como la amígdala y la liberación en la sangre de hormonas como la adrenalina y los glucocorticoides pueden contribuir a la facilitación del aprendizaje y la memoria actuando directa o indirectamente sobre los circuitos neuronales del cerebro. Los glucocorticoides regulan además la presencia de los mencionados receptores NMDA en el cerebro, y promueven cambios epigenéticos que facilitan en el ADN de las neuronas la expresión de los genes que hacen posible la síntesis de las moléculas necesarias para formar las memorias. Un modo de inducir esa emoción o estrés moderado en los alumnos consiste en proporcionarles antes de nada información motivadora sobre la materia a aprender, algo que conocen sobradamente los buenos docentes.

201410trainyourbrain

8. Homenaje a la lectura

De todas las actividades intelectuales potenciadoras de capacidades mentales la más asequible y la que proporciona un mejor balance costo/beneficio es, sin duda, la lectura. Leer es uno de los mejores ejercicios posibles para mantener en forma el cerebro. Es así porque la actividad de leer requiere poner en juego un importante número de procesos mentales, entre los que destacan la percepción, la memoria y el razonamiento. Cuando leemos, activamos preferentemente el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el más dotado de capacidades analíticas en la mayoría de las personas, pero son muchas las áreas cerebrales de ambos hemisferios que se activan e intervienen en el proceso. Decodificar las letras, las palabras, las frases y convertirlas en sonidos mentales requiere activar amplias áreas de la neocorteza cerebral.

_90619087_thinkstockphotos-537464704

Las cortezas occipital y temporal se activan para ver y reconocer el valor semántico de las palabras. La corteza frontal motora se activa cuando evocamos mentalmente los sonidos de las palabras que leemos. Los recuerdos que evoca la interpretación de lo leído activan poderosamente el hipocampo y el lóbulo temporal medial del cerebro, que son zonas críticas para la memoria. Las narraciones y los contenidos emocionales del escrito, sean o no de ficción, activan la amígdala y demás áreas emocionales del cerebro. El razonamiento sobre el contenido y la semántica de lo leído activa la corteza prefrontal y la memoria de trabajo. La lectura refuerza también las habilidades sociales y la empatía, además de reducir el nivel de estrés del lector. El libro y la lectura, como gimnasio asequible y barato para la mente, deberían incluirse en la educación desde la más temprana infancia y mantenerse durante toda la vida.

9. Inmersión temprana en más de una lengua

Los individuos que adquieren múltiples lenguas en su infancia y las practican a lo largo de su vida tienen una mayor atención selectiva y más desarrollado el hábito de conmutar contenidos mentales, lo que les facilita la adquisición de aprendizajes complejos, especialmente los que implican cambios en las reglas de ejecución. Aunque pueden tener un vocabulario más reducido en cada lengua, los bilingües son más rápidos y efectivos que los monolingües cuando, por ejemplo, aprenden a clasificar objetos por su color y, de repente, hay que cambiar y clasificarlos por su forma. La mayor capacidad de ejecución y flexibilidad mental de las personas bilingües se manifiesta frecuentemente en la vida, se ha observado en todas las edades, y la conservan además mucho más que los monolingües en la vejez.

brain-ii

Para generar un automatismo como el lingüístico y beneficiarse de él hay que aprenderlo tempranamente y practicarlo con asiduidad y frecuencia. Los maestros, al igual que los padres y cuidadores, tienen un papel importante en esa inducción lingüística múltiple de los primeros años de vida. El estudio y práctica de la música puede tener un efecto similar en la medida en que es también otra forma de lenguaje.

10. Evaluaciones orales

Las exposiciones o los exámenes orales no solo permiten una evaluación muy rigurosa del conocimiento adquirido por los alumnos, sino que, sobre todo, inducen en ellos un tipo de estudio mucho más basado en la comprensión de los materiales y la información que en su simple memorización. Son además métodos que generan una memoria a largo plazo mucho mejor que la que resulta del tipo de estudio consistente en repasar una y otra vez textos o apuntes de una materia.

En general, los ambientes enriquecidos y todas aquellas actividades mentales o intelectuales que suponen esfuerzo y desafío son más útiles para formar buenas memorias que aquellas que se realizan sin apenas esfuerzo. Tampoco deberíamos despreciar recursos tradicionales en diferentes niveles de la enseñanza como la escritura al dictado, el resumir textos o el memorizar información básica. Reglas de ortografía, fechas históricas, países y sus capitales y accidentes geográficos, son ejemplos históricos nada despreciables, pues constituyen valiosos recursos de memoria implícita que se adquieren por repetición y resultan extraordinariamente útiles como apoyo para posteriores evaluaciones mentales y razonamientos complejos.

Es un hecho comprobado que una enseñanza adecuada tiende a igualar el rendimiento de los sujetos que aprenden y evita con ello contrastes acusados y comparaciones entre esos sujetos que no siempre benefician al proceso educativo.

Ignacio Morgado es catedrático de Psicobiología de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de Aprender, recordar y olvidar: Claves cerebrales de la memoria y la educación (Barcelona: Ariel, 2014).

Este contenido ha sido publicado por El País en la siguiente dirección: elpais.com

Mis libros para el 2017

Gracias a la magia de todos los reyes que me rodean, incluso gracias a mi misma porque a veces me trato como una reina, comienzo el año cargada de aventuras, ideas, cuentos, canciones, nanas, imágenes, secuencias, viñetas, propuestas… este año vienen en español y en inglés, en italiano y en francés, porque las buenas historias no entienden de barreras ni de idiomas.

fullsizerender

Esta es mi selección de lecturas para comenzarlas en Enero y no terminarlas nunca (porque sabréis que un libro nunca tiene solo una única lectura…)

Un mare de tristezza es una recomendación de una alumna de prácticas con la que tuvimos la suerte de compartir unos días esta Navidad. Mil gracias Vanessa, por sugerir esta historia que tiene doble lectura si juegas con ella. Como la vida misma.

Tree es un libro troquelado para descubrir las estaciones a través de los cambios que sufre el árbol protagonista – me encanta aprender con los árboles- y todos los seres que lo acompañan en su aventura a través de los días.

In pieces es un catálogo sobre la vida a partir de las delicadas, sugerentes y contemporáneas ilustraciones secuenciadas de mi admirada Marioan Fayolle. Una narrativa sin palabras que no dejará indiferente a ningún lector.

La colección de mini Imperdibles de Kalandraka es todo un clásico porque te permite llevar en el bolsillo a tres chivos chivones, un conejo blanco, un regalo diferente y otras historias conocidos por todos los que amamos los ilustrados y queremos sentirnos siempre acompañados (e inspirados).

Pequeño Vampir es un regalo de mis libreros favoritos, los corsarios. Creo que ellos no saben que yo devoro viñetas desde que era muy muy pequeña y acertaron de lleno con este título que me devuelve a uno de los clásicos.

Es así, un libro para hablar sobre el difícil tema de la muerte con cualquier ser de cualquier edad que necesite reflexionar con serenidad, sutileza y tiempo sobre le tema. las ilustraciones de Paloma Valdivia acompañadas del sencillo estribillo “es así”, (no puede ser de otra manera) lo convierten en un manual para situaciones complicadas que recomendaría sin dudar a todo el mundo.

The Very Hungry Caterpillar: a Pull Out Book es una nueva versión de este conocido clásico que nos ayuda a entender con sencillez el ciclo de la vida a partir de una oruga hambrienta devora todo lo que encuentra a su paso.

Hooray for Fish es un álbum ilustrado que siempre pido prestado en la Biblioteca Torrente Ballester y ahora me he decidido a comprarlo, porque cada vez me gusta mas el pequeño pez protagonista, observador curioso del rico universo marino que le rodea y tiene, como todo, muchas sorpresas por descubrir. La mejor, en la última página.

En el bosque del perezoso es una delicada aventura en pop up con un mensaje importante: el cuidado del medio ambiente. Vuelvo con él a los árboles y disfruto con las sorpresas que se escapan de todas y cada una de sus páginas.

Le Ruban es un auténtico alegato a la creatividad que se sirve del propio formato del libro para poder dar rienda suelta a todo lo que se puede imaginar con una cinta. El libro deja de ser libro y se convierte en un ser vivo que se mueve con soltura en las manos de cualquier lector.

El libro ilegible es un alegato del genio Bruno Munari a la importante del diseño también a la hora de hablar de libros para niños. Una propuesta sencilla, repleta de color pero imposible de leer, porque lo que busca es la sorpresa, la creatividad de las manos que lo sostienen y le buscan las vueltas.

Nanas con ná es un poquito de nuestras raíces y también un regalo de los Mayalde. Con estas letras y los ritmos que las acompañan – el valor fundamental reside en poderlas escuchar a través d ela voz de Laura- es imposible no soñar con los brazos de nuestros abuelos, no sentir la necesidad de dormir en la mejor de las compañías y pensar que todo es más sencillo de lo que intentamos hacernos creer a nosotros mismos en la actualidad.

L’oeuf et la poule es un pedacito de vida en imágenes, también, un recorrido por la vida a tra´ves de la figura de una gallina que antes fue pollito que antes fue huevo… Sin palabras pero con la calidez y la calidad de todas las historias de Enzo y Iela Mari.

¿Os dais cuenta? Todos los libros son un pedacito de vida, ya sea en imágenes, en viñetas o a través de textos, pero repletos de tiempo que se condensa en unas páginas y nos ayudan a entendernos mejor a nosotros mismos y por extensión a los otros que nos rodean. Qué suerte tengo, empezar este 2017 con todos ellos 🙂

Germano Zullo & Albertine

Germano Zullo es autor. Albertine es ilustradora. A su vez, son marido y mujer. Y esta complementariedad personal se ve tan bien reflejada en sus libros ilustrados que para mi son auténticas obras de arte. Sus creaciones, que abordan desde un día en la playa hasta la construcción de un rascacielos pasando por los ratos sinsentido que pasamos delante de la televisión o el vuelo de los pájaros, son auténticos catálogos de sensaciones y crecimientos que de una u otra manera las personas abordamos, sufrimos, y superamos.

En esta interesante entrevista recogida en Picturebook Makers, Germano afirma que desde que él y Albertine se conocieron en 1992 han intentado plasmar en todo lo que hacen el diálogo. Y tienen razón, estamos tan consumidos por el ego y los monólogos que nos rodean que una apuesta por el diálogo es también un alegato a la imaginación, a la conversación que mantienen el texto y la imagen en un libro; el autor y la ilustradora que lo idean, y el lector y la obra que la disfruta y la recrea al leerla.

Os recomiendo encarecidamente que los localicéis en alguna librería o biblioteca y que dialoguéis con lo que os quieren contar. Además, ejemplificando a la perfección el papel que la tecnología tiene actualmente en nuestras vidas- un recurso complementario- podéis disfrutar de dos de sus obras: Los pájaros y Rascacielos, ambas editadas por Libros del Zorro Rojo, en formato digital a través de Vimeo y Youtube.

 

La historia que no vais a poder encontrar, y es una pena, es “Mi pequeño”, en versión original ” Mon tout petit”, una obra maestra que encantará a pequeños y mayores por su delicadez, la sencillez del trazo y los sentimientos desbordantes que despierta su manera de explicar el proceso del crecimiento, del amor, de la vida, de lo que el lector que la disfruta quiera dialogar con ella. Una auténtica delicia de la que , al menos, podemos disfrutar un pedacito gracias a esta sencilla animación:

14-1

Gracias, Germano Zullo y Albertine.