La España pequeña: de Salamanca a Castellón pasando por Guadalajara, Zaragoza y Teruel

Hace cuatro días empezamos un viaje sin rumbo fijo que empezó como casi todo lo que pasa en mi vida en los últimos tiempos: con un asunto de trabajo. Lo digo con la pena de depender en un altísimo porcentaje de todo lo que m pasa profesionalmente para poder organizarme, per también con la alegría d estar aprendiendo a disfrutar,  como me ha pedido millones d veces la gente que tengo cerca. Sea cual sea la circunstancia, el inicio, la situación, aprender a disfrutarla. Y así lo he hecho.

De la fantástica biblioteca de Guadalajara donde tuve la inmensa suerte de compartir la forma de entender la lectura que practicamos desde Unpuntocurioso, pusimos rumbo fijo a lo que nos marcara la carretera. Y acabamos en el Balneario de la Virgen de Jaraba, justo al lado del increible Monasterio de Piedra. Tenía entendido que era un lugar mágico desde que leí a Paulo Coelho pero la realidad supera con creces a la literatura, en este caso.

IMG_7059.GIF

El paseo por los alrededores del río Piedra es un auténtico regalo para los sentidos. Cascadas, grutas, los colores de la naturaleza en otoño en su máximo esplendor… La tranquilidad, por fin, de no tener nada más en la cabeza que respirar, poner un pie delante del otro y caminar, asi todo el rato. El propio Monasterio es también un lugar d recogimiento que, aun haciendo sido expoliado varias veces mantiene todo su espíritu de quietud y majestuosidad.

3427b743-8371-494e-b9be-4fb1abf3c16e.JPG

En esa zona tan bonita de Zaragoza descubrimos una parte de la España rural que quiere quedarse pero no puede. Carreteras descuidadas, dependencia del turismo de interior, industrias que se asientan lejos de donde pueden dar vida. Y pocas soluciones a la vista.

De allí nos fuimos a Teruel y descubrimos una ciudad pequeña pero con encanto. Del empeño de algunos por evitar su abandono se nos quedó grabado a todos en los oídos aquel mensaje que decía “Teruel existe”. A pesar de la orografía, del abandono de algunas instituciones o de la falta de una referencia para poner su nombre de moda, es una ciudad que tiene mucho que contar, especialmente en lo que se refiere a su historia, que podeis disfrutar en el Museo Povincial. Luego sus paseos, sus rincones con encanto.  ella uno se da cuenta de que hay que aprender a leer las ciudades. Huir del ruido, las visitas demasiado organizadas y el turismo de masas para acabar descubriendo los mensajes sencillos que esconden en cada rincón.

ELI8nsKWkAAXEQb (1)ELI8nsIXkAEe6xHELI8nsKWsAI3pUv

Entregados a la improvisación acabamos durmiendo en un hotel de carretera después de una visita fugaz al cementerio de aviones de Teruel (muy curioso) y al bonito pueblo de Albarracín (demasiado entregado al turismo). A la mañana siguiente pusimos rumbo a lo que si que empezamos a considerar el final de nuestro viaje: Castellón. Y llegamos justo a tiempo para dar un paseo por la playa con 17 grados de temperatura, descansar en el puerto y comer un delicioso arroz en el Rincón del Marinero. Y es que a veces, el mejor plan es simplemente no tener plan.

35b48fa9-d8fb-47b4-8526-d429249b99a9.JPG

Solo con experiencias de este tipo recuerda uno que lo importante no es dónde llegas sino cuánto disfrutas del camino. Y en ello estoy, ahora con fuerza y con seguridad: en DISFRUTAR.

Unamuniana

Ayer fui a ver la película “Mientras dure la guerra” de Alejandro Amenábar y me encantó. Me parece un título maravillosamente escogido para un pedacito de la Historia de España que viene a hablar de lo mismo que se habla siempre: medias verdades, fuerza contra inteligencia, la siempre presente picaresca, el posicionamiento obligatorio (o estás conmigo o contra mi). Yo políticamente me declaro UNAMUNIANA.

No solo porque admire a Don Miguel profundamente como autor sino por su defensa del diálogo y por su ejemplo – para algunos malinterpretado- de que en esta vida por encima de todo tenemos la capacidad de equivocarnos y de cambiar de opinión. Que no tenemos que ser siempre valientes aunque nos llamen cobardes. Y que siempre siempre podemos hablarlo.

Aunque el debate se haya centrado en la veracidad de las palabras pronunciadas durante el discurso del “Día de la Raza” o Día de la Hispanidad, en su sonado enfrentamiento con Millán Astray, la película va mucho más allá. Y dura mucho más de lo que duró la guerra. Muchísimo más. Hasta hoy mismo.

1525711624_377047_1525711819_noticia_normal.jpg

No estuvimos ahí, en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, ninguno de los que podemos disfrutar ahora de la recreación cinematográfica de Amenábar. Pero por las mismas calles por las que paseaba Unamuno, cabizcajo, ya mayor y apoyándose en su bastón mientras cavilaba, por esas mismas calles más de ochenta años después sigue levantando ampollas hablar del conflicto de vascos o catalanes, y la bandera sigue siendo un símbolo malinterpretado por unos y otros bandos y si, siguen existiendo bandos, y la posibilidad de que alguien se alce algún día con unos colores determinados de la mano y pegue cuatro voces para ser coreado, aun en medio de una sala de cine, existe. De hecho, ya ha pasado.

Es una película que debe verse con la amplitud de miras que nos da el sentirnos parte de un cambio, de una sociedad que crece y mira atrás para seguir escribiendo la Historia sin olvidarse de los errores que se cometieron. No para perpetuarlos.

articulo-fichero_531195_20171231.jpg,950,380,0.jpg

Como “dijo” Don Miguel de Unamuno, “…convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil pediros que penséis en España. He dicho”. 

Cachete Jack

En mi viaje a Valencia también descubrí a Cachetejack. Es un dúo de ilustradoras españolas cuyo trabajo se caracteriza por la cotidianeidad más absoluta mezclada con mucho sentido del humor e ironía. Somos tal cual ellas nos muestran, con mucho color, mucho sabor y mucha tontería encima.

cachetejack_cachete_jack_exhibition_madrid_spain_centrocibeles_ciudadenvinetas_siesta_5_1000

 

 

 

Os recomiendo que echéis un vistazo a su trabajo en http://www.cachetejack.com/

Gif_04

 

 

10 curiosidades para disfrutar de Sevilla

Todo el mundo sabe que Sevilla tiene un color especial, Sevilla sigue teniendo su duende, que me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente. Esto no lo digo yo, lo dicen los del Río pero está claro que todo el mundo lo sabe. Igual que sabe que viajar a Sevilla es una Ma- ra- vi – lla. En España somos así, de pareados sencillos 🙂

17275044_10154671041446137_755024666_n

Después de un fin de semana en la capital hispalense me atrevo a compartir con todos vosotros 10 curiosidades que os pueden sorprender, divertir o alimentar el cuerpo y la mente en un viaje de dos días a Sevilla. Aquí van:

1. En el parque de María Luisa, un lugar precioso, verde, lleno de naranjos y de vida, donde te puedes tumbar en la hierba, dar de comer a las palomas o sentarte en un banquito, también puedes montar en el Cocherito Lerén.

17270140_10154671041496137_538477577_n.jpg

2. No puedes ir a Sevilla si no te gusta la cerveza. En Sevilla tienes que tomar cerveza, si o si. De hecho, al vaso ancho de cachi lleno de cerveza lo llaman “un sevillano”. No te digo mas.

17264502_10210358659695910_5399966458399564047_n.jpg

3. De lo más famoso de la ciudad son sus setas, las Setas de Sevilla. Es un espacio precioso construido en la Plaza de la Encarnación que constituye la estructura de madera más grande del mundo y permite disfrutar desde su mirador de una de las panorámicas más bonitas de la capital andaluza.

17270244_10154671041701137_2018809507_n17274124_10154671041746137_959464899_n17274226_10154671041636137_1917415578_n

4. Pasear por Sevilla, da igual por donde vayas, es una maravilla. Del Barrio de Santa Cruz a la Plaza de España, de la calle Betis al Mercado de Triana. Cálzate unas zapatillas cómodas y a callejear por todas partes.

17274453_10154671041536137_1411219513_n.jpg

5. Pero no te pongas cualquier cosa. En Sevilla la gente va muy elegante.

6. Si tienes hambre pero no te gustan los platos ni los cubiertos, ¡no te preocupes! Allí han recuperado el Papelón, o lo que es lo mismo, te sirven embutidos, jamón o queso en papel de estraza y tan ricamente que te sabe. Que viva lo tradicional 🙂

7. Hay unas fotos muy bonitas que puedes hacer mientras curioseas: desde la panorámica de la calle Betis de frente en la otra orilla del río hasta los típicos patios andaluces escondidos o las callejuelas estrechitas de la Judería.

17238943_10154671041866137_1111034447_n.jpg

8. Si te gusta el flamenco tienes que ir a La Carbonería. Pero tienes que ir como fui yo, sin tener ni idea de a dónde vas, encontrándote de repente en una callejuela con una entrada oscura y en la que se intuye un zapateáo, hasta que atraviesas una cortina y estás en medio de una sesión flamenca, flamenca, con público de todas partes del mundo (curiosos hay en todos los lados) ¡y sin tener que pagar entrada!

17274283_10154671041806137_1133357854_n.jpg

9. Te costará elegir dónde comer pero una vez que empiezas a fijarte la carta no resulta tan variada. Lánzate a por un cazón con adobo, pincho de pollo marroquí y solomillo al whisky, en cualquier terracita y eso si… aderézalo con bien de cerveza. Y con mucho sentido del humor.

C6u6XYVW0AALqrM

10. Y vuelve. Porque siempre queda algo por probar, como los helados de La Abuela, o sitios a dónde ir, como el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Habrá próxima vez, ¡seguro!

Los adolescentes no saben distinguir noticias falsas en Internet, ¿y tú?

Desde que leí, hace unos días, que un estudio de la Universidad de Stanford desvelaba que los “adolescentes no suelen evaluar la veracidad de lo que leen en internet” llevo con ganas de escribir este post.

Porque… vamos a dejarnos de medias tintas, en el mundo en el que vivimos, ¿quién narices es capaz de distinguir una noticia falsa de una verdadera? Es IMPOSIBLE. Generamos noticias absurdas a un ritmo tan incontrolable que es imposible diferenciar a las verdaderas de las falsas. Media humanidad está loca, y la otra media se dedica a imaginar qué haría si lo estuviera. Elige en que grupo estás.

142

Y ahora te invito a jugar. De todos estos titulares, ¿eres capaz de distinguir cuáles son de verdad, y cuáles de pega?  Empieza la prueba:

  1. Un diputado en Brasil sugiere que los pobres coman cada dos días.
  2. Un juez de Murcia crea una aplicación que calcula penas.
  3. Unos padres de Murcia descubren que su hijo está apadrinado por una familia noruega.
  4. Niegan un préstamo a un hombre sin brazos por no tener huellas dactilares.
  5. Precintan una panadería Granier en Madrid tras detectar ratas en el escaparate.
  6. Los que ofrecían abrazos gratis empiezan a cobrarlos tras finalizar el periodo de prueba.
  7. Crean un spray antivoluntarios de ONG.
  8. Un ataque informático provoca que cajeros expulsen billetes sin control.

¿TE ATREVES?

 

La cultura como motor del cambio

Un interesante informe de la Fundación Alternativas sobre el Estado de la Cultura en España 2016. Podéis descargarlo haciendo clic sobre la imagen.

estado-20161

El lector encontrará análisis concretos sobre el mercado del arte, el libro, la música o el diseño, encargados por la Fundación a expertos con el objeto de ofrecer propuestas de mejora en esos ámbitos. Anteriormente se publicaron los informes dedicados a la “la proyección global” de la cultura española (2011)  y a su “salida digital” (2014).

¿Está preparado Magisterio para formar a los profesores del futuro?

Visto en El País

La herencia teórica en la forma de enseñar y la falta de innovación por parte de las facultades son algunos de los frenos.

1462704637_262325_1462705132_noticia_normal_recorte1.jpg

Ya existe un boceto de cómo será la escuela en el año 2030. Los conocimientos académicos ya no serán tan importantes y se valorarán mucho más las habilidades personales, la capacidad de empatizar con los demás o de tomar decisiones. El rol del profesor ya no será el de transmitir sus conocimientos al alumno, sino el de actuar como guía para que el propio estudiante construya los contenidos a partir de diferentes fuentes. Los métodos de enseñanza tendrán como base la creatividad y la metodología será cada vez más personalizada. Cada niño aprenderá según sus necesidades.

“El problema somos nosotros, que no tenemos competencias para formar a los docentes del futuro”, asegura Nines Gutiérrez, coordinadora del grado en Educación Primaria de la Universidad Autónoma de Madrid. “Vamos siempre detrás de lo que dicta la industria en lugar de fijar las reglas desde las universidades. Empresas como LEGO lanzan un robot y en los colegios se crea la asignatura de robótica para enseñar a los niños a programarlos”. Está claro que la programación fomenta la creatividad y ayuda a estructurar la mente, sostiene Gutiérrez, pero la reflexión de qué tipo de profesor y enseñanza se quiere debería nacer en la Universidad. “La Administración elaborarankings de las mejores universidades, pero ¿qué se hace con esos resultados? No se analizan los errores para intentar mejorar”.

La clave es involucrar a docentes en investigaciones ligadas a la innovación y llevar los resultados a las aulas para que los alumnos participen en el cambio de paradigma educativo. En septiembre de 2015, el porfesor de la URJC Jesús Paz-Albo inició junto a investigadores de la Universidad de Washington un estudio para mejorar el rendimiento de los estudiantes en el aprendizaje de matemátcas. Sus alumnos del grado en Educación Primaria e Infantil están a punto de conocer las técnicas para conseguir que los niños se motiven al aprender con números. “Estamos trabajando con colegios en Estados Unidos y esa experiencia nos hace tomar conciencia de lo que pasa en las aulas. Hay que modificar la forma de enseñar, si no seguiremos teniendo los mismos resultados”. El primer paso es, según este equipo de investigadores, conseguir un cambio de actitud en el profesorado.