Hace calor al sol. Pero frío.

BD151673-B3E1-4E7F-B63B-B8BDBCCA2597.jpeg

Anuncios

Escribe cada día

Desde que nos despertamos por la mañana, paramos la alarma del móvil, nos levantamos de un salto o soñamos que eso no está pasando y que aún nos queda tiempo para dormir, desde ese preciso momento comenzamos a escribir nuestro día.

10371366_10152918536993138_2439941133986092367_n.jpg

Escribir cada día es darnos cuenta de que todas y cada una de las pequeñas acciones o gestos que decidimos compartir, importan. Todas. La tostada que te quita tres minutos de cama pero está tan rica… El “buenos días” a la empleada que limpia tu portal. La sonrisa a la familia con la que te cruzas todos los días en la avenida. Enviar un mensaje de buena mañana a tu grupo de amigos (si, eso también importa, aunque sea sólo un sol radiante y una cara que sonríe). Trabajar, descansar a ratos, seguir trabajando. Pensar en qué hacer de comida. Tener a alguien con quién compartirla. Enfadarte viendo las noticias. Acordarte de tu abuelo o de tu abuela, que ya no están. Qué dirían de este mundo loco… Tomarte un café y cerrar los ojos unos minutos. Volver a trabajar. O si no tienes que trabajar, simplemente salir a pasear. Encontrarte a un conocido. Preguntarle por los niños. Pasar por alto todas las cosas – pequeñas- que te han ido sentando mal a lo largo del día y que son insignificantes. Porque si hubieran sido importantes las habrías arreglado antes. Tomarte un vino. Reírte. Acortarte de tu poeta favorito, que dijo “el mundo sigue sin gustarme, pero la vida me parece irresistible”.* Pensar si te han dado el beso o el abrazo que a todos nos hace falta a lo largo del día. Recordar antes de acostarte “no escatimar cariño” porque mañana será otra jornada distinta, y tendrás que escribir otras líneas y el cariño, esa sonrisa de primera hora, los mensajes, las risas… Eso es lo único que importa, eso es la tinta con la que escribes tu día. 

* mi poeta favorito es Karmelo C. Iribarren 🙂

Entrevista en Spanglish Peque

¡Buenos días a tod@s! Hoy me he levantado contenta, y más después de leer la entrevista que Spanglishpeque comparte sobre mi trabajo, el de Unpuntocurioso y sobre los Fingerplays como un recurso divertido para hablar en inglés con los más peques. ¡Gracias, Mariña!

STORY.png

Podéis leer la entrevista haciendo clic sobre la imagen o aquí 🙂

Estes  mi parte favorita:

Captura de pantalla 2017-11-14 a la(s) 11.10.49.png

 

Captura de pantalla 2017-11-14 a la(s) 11.10.49.png

Mayalde: música y tradiciones que emocionan

No me cansará nunca de escuchar en directo a Mayalde. Nunca. Su forma de defender los valores de la familia y de la tradición, de educar con tiempo y con música, me parece lo más acetado de este mundo en el que nos ha tocado vivir, en el que casi no sabemos mirarnos a la cara sin que haya entre medias – o entre las manos- una pantalla.

DCEZCotXgAECLTH.jpg

El grupo formado por Eusebio, Pilar y sus hijos Laura y Arturo, se mueve siempre sobre sencillos escenarios cargados de cucharas, calderos, sogas, panderos, zuecos, orinales, platos. Y con ellos entre las manos, utilizan siempre la voz, el recurso que nos hace más humanos que a ninguna otra especie, el habla como elemento que nos diferencia, y con ella el ritmo que nos acompaña desde que aún descansamos en la tripa de nuestra madre.

Con ellos es fácil entender que todas las canciones son infantiles porque se las cantan los viejos, que son los que las saben, a los niños, que son los que las necesitan. También es fácil entender que la tradición siempre encuentra el camino y que cuando nos reunimos, en una plaza, en un patio o en cualquier sitio, estamos nosotras y todos los que ya se fueron pero nos acompañan siempre en el recuerdo. Y ese recuerdo debería estar lleno también de palabras.

Ayer en la iglesia vieja del Arrabal éramos muchos, entre vivos y muertos, niños y viejos, recuerdos y proyectos. Y creo que puede afirmar que nos emocionamos todos, y cantamos y reímos y nos sorprendimos de todo lo que teníamos en común siendo de pueblos diferentes, de edades distintas, de otros lugares. Nunca me cansaré de escuchar a Mayalde, nunca.

Y ójala que hubiera muchas familias como la suya, que transmite de generación en generación el amor por la palabra como parte fundamental del hecho de educar, y que ríe y bebe y baila y  se propone sin dudar el seguir sembrando la semilla de la tradición para que nunca desaparezca de nuestro lado y nos siga asentando las raíces para que puedan crecer nuestras ramas.

¿Os cuento un secreto? El momento mas bonito de ayer no estuvo en el escenario, sino tres filas por delante de la mía, justo cuando Eusebio comenzaba las “panaderas” y una señora muy mayor, sentada con el bastón al lado, comenzaba a mover sus manos con sus propias panaderas, como si su recuerdo fuera más fuerte que los años y tan resisten como el bastón que la sostiene.

 

Cachete Jack

En mi viaje a Valencia también descubrí a Cachetejack. Es un dúo de ilustradoras españolas cuyo trabajo se caracteriza por la cotidianeidad más absoluta mezclada con mucho sentido del humor e ironía. Somos tal cual ellas nos muestran, con mucho color, mucho sabor y mucha tontería encima.

cachetejack_cachete_jack_exhibition_madrid_spain_centrocibeles_ciudadenvinetas_siesta_5_1000

 

 

 

Os recomiendo que echéis un vistazo a su trabajo en http://www.cachetejack.com/

Gif_04

 

 

Abrazos, de Beatriz Adela

El otro día estuve de viaje de trabajo en Valencia y, además de aprender un montón y conocer gente extraordinaria, me dio tiempo a pasear, a darme un baño en la piscina del hotel y a descubrir curiosidades de esas que me encantan.

DB4FPh-XkAEAmfs.jpg

Una de ellas fue la colección” Abrazos” de Beatriz Adela. De paseo llegué hasta el IVAM y en su fantástico librería “Dadá” me pasé una hora entre fanzines, álbumes ilustrados e ilustraciones. Entonces, descubrí unos abrazos extraordinarios, de una sencillez asombrosa pero a la vez cargados de emociones. Algunos eran liosos, otros profundos e incluso algunos tristes. Peor me encantaron todos. Por eso hoy os los recomiendo: podéis descubrirlos aquí en www.beatrizadela.com y soñar con ellos o comprarlos o simplemente compartirlos o hacer todo a la vez, como hice yo.

DB4FPh2XkAEbZoa.jpg