Arte de Portas Abertas: la galería urbana de Madeira

Con la atención de abrir las puertas de la ciudad de Funchal (Madeira) al arte y la cultura, en la calle Santa María y aledaños se puede disfrutar de un proyecto común de artistas y poetas que convierten un paseo por la zona antigua de la ciudad en una experiencia muy contemporánea. Este texto abre la primera puerta de la calle:

Desta porta da cidade

por onde passa o universo

vou registando memórias

seja em prosa ou em verso

Y a partir de ahí podemos ir curioseando para descubrir puertas grandes y pequeñas, pintadas o esculpidas, poemas largos y cortos, sorpresas escondidas… Una auténtica GALERÍA URBANA hermana de la de la Plaza del oeste que podemos disfrutar en Salamanca que demuestra que los miles de kilómetros que nos separan no condicionan que disfrutemos juntos de nuestra creatividad. Disfrutad algunas pinceladas 🙂

Anuncios

Reggaetón ilustrado

Esta campaña de dos jóvenes publicistas llamadas “Mala Musa” y compartida a través de http://www.graffica.info es de lo mejor que he visto por Internet últimamente.

tumblr_o15sodHT6K1v5pv6qo1_1280

Es un popurrí de geniales ideas basadas en mezclar la cultura más clásica de la historia con la casi anticultura mas reconocida: el reggaeton y sus “crueles” letras sin sentido. Esa unión ha dado como resultado unas ingeniosas ilustraciones de estética limpia y cuidada, que mezclan collages con colores vivos y formas geométricas.

Travesuras-Graham-Bell_127247767_5347217_1706x1706-1024x1024

Puedes seguir disfrutando y desternillándote de risa aquí 

Ilustralaguna 2016

12376313_1040603186005912_7570341804402144333_n

Parte de mi exposición “Déajme que te cuente” se traslada del 11 al 29 de Abril a Laguna de Duero (Valladolid) Allí se celebra Ilustralaguna, una cita que propone potenciar actividades en torno al libro y la lectura, englobadas en el Programa de Promoción de la Biblioteca Municipal denominado con este nombre.

A la cita acudirán  artista del libro y de la pintura entre los que se encuentran Patricia de Cos, Fernando Pérez Hernando, Alberto Sobrino, Sonia Sanz Escudero, Sergio Arranz Bartolomé, Cintia Martin Esteban, Yolanda Falagan, Rebeca Martin y Jesús Aguado. Expondrán sus últimas creaciones e impartirán talleres. Además, habrá sesiones de cuentos con Fernando Saldaña Fernández, Unpuntocurioso y Fernando Pérez Hernando.

20151008_120420¿Qué mas se puede pedir? Solo que le gente disfrute al leer a través de las imágenes y cuente y cree con ellas. Ya sabéis: contar, crear y compartir, la magia de la lectura. 

 

No lo expliques, ¡cuéntalo!

Hace unos días leí un artículo en El País que venía a confirmar algo que llevó sospechando mucho tiempo: estamos rodeados de historias. Es cierto. Lo único que debemos hacer es tomarnos el tiempo suficiente para descubrirlas, o el necesario para crearlas, ni más ni menos. Todo lo que nos rodea es una historia, y aunque nos empeñemos en darme mil explicaciones sin sentido, terribles argumentaciones, discusiones, disgustos, teorías, teoremas… son historias.

El artículo comienza diciendo que “cuando no existían las empresas, ni las marcas, ni los psicólogos, y solo había hogueras y humanos alrededor, ya hacíamos uso del arte de la narración para transmitir valores, ideas o proyectos. Es lo que ahora se conoce como storytelling (narración, en inglés). Y si este arte ha permanecido, por más que algunas cosas hayan cambiado tanto, es porque nuestro cerebro se implica de forma diferente cuando explicamos una historia que cuando nos limitamos a enumerar acontecimientos.”

La clave está en descubrir las posibilidades de uno mismo para convertir un detalle, una prueba, una bronca, un contratiempo, una duda… en una historia. Vivir para contarla, que decía Gabriel García Márquez. Y no puedo estar más de acuerdo.

Pensad en las matemáticas, por ejemplo, esa materia tan estática que muchos se empeñan en menospreciar porque es como es, sin más, sin vueltas. Pensad en una suma, esta misma,”29+2″, y comenzad a imaginar: ¿29 qué? ¿más 2? ¿puede ser el anuncio de la llegada de gemelos en una familia de 29 miembros? ¿los minutos de horneado de un pastel más dos que se tarda en comerlo? ¿los huevos que puso una gallina sumando los que le quedan para completar el mes? Nos empeñamos en aprender memorizando, en copiar enunciados y repetir esquemas pero nos olvidamos de lo divertido que es crearlos.

Captura de pantalla 2016-03-30 a la(s) 16.45.02.png

Pensad en el arte, por ejemplo, esa disciplina tan libre y subjetiva que algunos se empeñan en no disfrutar con la simple excusa de “es que no lo entiendo”. Os invito a observar atentamente esta fotografía de Sam Taylor Wood, fotógrafa británica.

STW 14

STW 14

Pertenece a su serie “Self Portrait Suspended” y es uno de los ejemplos que utilizo al trabajar con adolescentes que visitan el Museo de Arte Contemporáneo de Salamanca, DA2. Cuando les animo a crear significados a través de esta imagen, algunos comienzan con sencillas ideas como “está dormida”, “va a una academia de baile”, “está soñando”, “vuela”, “se va a caer”, “la veo triste, como ausente”, ” a mi me gusta porque me parece que flota”, “pues yo diría que está muerta…” Y después de disfrutar escuchando sus versiones de la historia, tan reales todas, tan de verdad, les cuento que a la autora le diagnosticaron una grave enfermedad y decidió crear esta serie de fotografías en las que juega con el concepto de “estar suspendido” en ese momento en el que no sabes si te vas a curar y volarás, o si no llegarás a conseguirlo y caerás. Nunca volverán a mirar esa imagen con los mismos ojos porque saben que no es una foto, es una historia.

Todos somos historias, que no se nos olvide, y convertir en historias también lo que nos rodea, y usar para ello las palabras adecuadas, combinarlas e hilarlas para que digan lo que queremos decir, nos ayudará a explicarnos y a ser entendidos de una forma más creativa. Y la creatividad, amigos, es la fuente del conocimiento.

Termino mi reflexión con un párrafo del artículo en el que encontré la inspiración.

“Hay que empezar a comunicarse a través de historias. Dejar de explicar meros hechos, más o menos aburridos. Da igual que los relatos puedan ser escritos o hablados. Lo importante es que sean de verdad. Que hablen de nosotros y que, al hacerlo, nos hablemos a nosotros mismos. Pero también es fundamental escuchar los cuentos de los demás. Ya sea en directo, leyendo un libro, frente a la pantalla de la televisión o en una sesión de cine. Llenarse de buenas narraciones. De cuentos. De fábulas. Hacer un esfuerzo para estar cerca de los buenos narradores y dejarse llevar. Escuchar como lo hacíamos cuando éramos niños. Con los oídos, pero con los ojos también. Con todo el cuerpo.”

Seamos historias, pues.

Leer es jugar con Bruno Munari

A los que nos gusta jugar y divertirnos con los libros el nombre de Bruno Munari no nos suena desconocido. Italiano, diseñador, poeta, escultor, pedagogo y autor de libros infantiles y ensayos, fue un auténtico experto en experimentar con materiales y tecnologías, y en proyectar objetos que integraran utilidad práctica y uso estético.

En algunas de sus obras puedes observar cómo juega con las constelaciones, cómo se crea un árbol o el origen de los libros como objetos cuyo diseño importa incluso aunque se dirijan a lectores que aún no saben leer. Un auténtico genio, Munari.

Una de sus creaciones que más admiro es el juego literario Piú e Meno -Más es menos- en el que con una sencilla propuesta de ilustraciones en acetatos puedes ir creando historias distintas que se basan en la combinación de elementos. Mismos elementos, distintas combinaciones, distintos significados. Una obra de arte que no está al alcance de todos los bolsillos ya que, como os he dicho antes, Munari fue un genio y las obras de arte de los genios cuestan caras. Esta de la que yo os hablo cuesta entre 40 y 50 euros, dependiendo de la librería en la que la encuentres.

Pero en los tiempos en los que vivimos no nos puede desanimar el dinero, ni mucho menos, así que hay que ponerle mucha CREATIVIDAD y es así como yo me he ahorrado esos 50 euros. Unos acetatos, rotuladores de colores para CDs, tiempo para crear, y ¿voila! Mi propio MENOS ES MAS.

FullSizeRender (2)

No solo he pasado un rato muy divertido pensando qué símbolos o imágenes añadir, sino que encima me he sentido Munari en ciertos momentos. Y a la vez que creaba pensaba historias y posibles finales y comienzos.

FullSizeRender (3).jpg

Ahora tengo mi propio libro-juego que puede ir creciendo conmigo, que está deseando ser compartido y que ¡es único!

FullSizeRender (7)

Os invito a todos a que nunca dejéis de dedicaros ratitos, independientemente de la edad  de la edad o del trabajo que tengáis, y que por encima de todo, seáis siempre creativos. 🙂

Un punto curioso

Yo siempre he tenido un punto curioso. De hecho, los que pasáis por aquí habitualmente sabréis que cuando alguien me pide que me defina con tres palabras siempre digo: soy observadora, curiosa y concienzuda. Actualmente, tengo que añadir otra más: soy emprendedora. Porque después de observar, de curiosear y de pensar, hay que actuar.

Y tanto yo como Soraya como Itziar, otras dos emprendedoras, decidimos que para cambiar las cosas hay que moverse. Nadie sabe cuál es la dirección correcta; no te aseguran en ningún sitio el éxito ni te pueden garantizar lo que la gente con tan buena fe te desea: la suerte. No. Solo te queda la seguridad de que la única opción que no contemplas es quedarte parado, y que si no estás parado, estás trabajando en algo. La suerte no existe, decía un hombre muy sabio, la suerte solo es trabajo, trabajo y más trabajo.

Nosotras vamos a seguir trabajando por la lectura pero también innovaremos, como hemos querido hacer siempre aunque la jerarquía no nos dejaba. Y descubriremos, con todos los que lo quieran descubrir con nosotros, qué tal se llevan el arte y la literatura, dónde está la relación entre el papel y la narración, cómo se utilizan las viejas tecnologías o qué secretos esconden los cuentos en inglés.

Queremos apostar por la cultura. Y además queremos hacerlo desde aquí, desde Salamanca, porque aún creemos en la piedra de Villamayor, en el potencial de una ciudad cultural con historia que sigue sumando hitos; porque si; porque queremos comenzar despacio pero con fuerza, empezar un microrrelato y terminar con una novela; porque tenemos tiempo, ganas y… No, dinero no es importante. Lo que nos sobra es trabajo, e ilusión.

cartel

Bienvenidos, curiosos.