gracias S,

por el corto y por los ratos en el Quijote, por habernos ayudado mutuamente a “madurar” y a entrar en el mercado laboral (cosa de la cual no estábamos muy segura que fuera a pasar algún día), por el último año de fiestas universitarias con D (y con K, que no se me olvida), por todos los proyectos que hemos maquinado, los que han visto la luz y los que no, por los ratos tomando el sol en el botánico, por los festivales de cortos y las pelis de la filmoteca, por las horas y horas que habremos podido estar hablando.por las que (espero que) nos queden.

y por este otro corto lleno de comunicadores que está bien. que está muy bien.