Las reinas de la Copa

La semana pasada nos volvieron a escoger a nosotras, las primas, para una de esas misiones ultrasecretas y superespeciales que ya nos han llevado a Lisboa, Estambul o París. En esta ocasión, el destino era Gerona y el cometido, muy importante: convertirse en la sexta jugadora de un Perfumerías Avenida que viajaba mermado por las bajas de más de doscientos, trescientos o cuatrocientos aficionados, ya ni sé, que decidieron quedarse en Salamanca por razones extradeportivas y misteriosas.

C4ePJREWAAAmmqL.jpg

Las dudas nos comenzaron a asaltar incluso antes de comenzar la misión: ¿podríamos hacerlo? ¿Por qué las Perfumerías se llaman Avenida y no Avenida de las Reyes de España, o Avenida de Portugal? ¿Por qué el viaje se anunció en la web del club como si fuera un mensaje con código cifrado solo apto para investigadores titulados? ¿Ganaríamos? ¿Podríamos animar al nivel de las peñas¡ ¿Habría chinos en Gerona? ¿Abrirían los domingos? ¿Llovería? ¿Saldríamos en la tele?

Decidimos asumir la misión después de muchas dudas y descubrimos todas las respuestas a nuestras preguntas: Si. No sé. Ni idea. Si. Si. Si. No. Un poco. Mucho.

Lo pasamos genial. Una vez que llegamos a Gerona, después de un viaje infernal en coche, avión, tren, autobús, barco y bicicleta, nos juntamos con el comando de Madrid, una extensión igual de friki que nosotras que ha disfrutado la Copa tanto o mas que nosotras. Lo primero que abordamos fue el asunto de los chinos, pero lo resolvimos enseguida. Y allí nos volvimos locos probando trompetas, trompetines, cornetas, mancuernas, pompones, bombos chiquititos de los tres cerditos, pañuelos azulones para la danza del vientre… Un show. Al final arrasamos con todo lo que se nos puso por delante y nos fuimos a preparar las tácticas para el partido. Que se reducían a: llegar al pabellón, sentarnos, disfrutar y ganar. Y asi fue.

C4ZVNAXW8AEXimV.jpg

Pero al día siguiente para la final se nos complicaba el asunto. Tendríamos a mucha mas gente en contra. Mucho mas ruido. Nos empezamos a asustar. Acabamos recorriendo media Gerona en busca de algo, lo que fuese, con lo que hacernos unas pancartas que nos hicieran sentirnos un poco mas fuertes, un poco mas grandes, un poco mas acompañadas. Y después nos fuimos a preparar de nuevo las tácticas para el partido. Que se reducían a: llegar al pabellón, sentarnos, disfrutar y ganar. Y asi fue.

C4e6Q-WWAAIt-yq.jpg

16831033_10154595069071137_6930173092620629826_n.jpg

Si algo hemos aprendido después de esta nueva misión es que las cosas que al principio parecen muy difíciles se hacen fáciles con un buen equipo y mucha ilusión. Que no hay motivos extradeportivos suficientes que te impidan, cuando algo te gusta, hacerlo, porque no castigas a nadie mas que a ti mismo. Que los equipos grandes son los que independientemente del dinero, la posición en la tabla o la Federación, mantienen la humildad. Y que nosotras, que somos super humildes… ¡salimos un montón en la tele! Y por eso la madre de MM nos hizo un video homenaje que nos demostró que si, que la Copa la ganó el Avenida, pero que por un rato después de tanto esfuerzo, nosotras también fuimos un poco reinas ;-)))

 

 

 

Anuncios

Los diez mejores momentos de las Primas con el Avenida

  1. La noche de la semifinal en Torrejón en el 2015 en la  que nos disfrazamos de jugadoras y los amigos de Isi se creían que éramos las de verdad “yo soy Silvia… Silvia Domínguez”, “¡pero si juegas mañana!”. Impagable.
  2. El momento super perdidos en medio de Valencia a las 5 menos diez de la mañana hace casi diez años con Héctor mientras corríamos hacia todos los lados y decíamos “que nos cierran el albergue”, “¿pero por dónde se va?” “a este de la cerveza lo hemos visto ya diez veces!”
  3. Las carretas que van delante… Las carretas que van detrás… Menudos viajes en bus que compartimos con la Peña La Ranita, Peña Laura Camps, Los Halcones Charros y todos los fieles seguidores. Concretamente este fue a Hondarribia, Y no hay nada más que añadir.
  4. El falso chino de Zaragoza. Recorrer todos las calles del centro con un frío infernal después de ver la semi de la Copa del 2010, ya no recuerdo, para llegar a un restaurante con tapas españolas y que diversas pistas – ojos rasgados, marcos de fotos con la foto que viene por defecto, acento peculiar- te ayuden a descubrir a un falso chino.
  5. El camino nocturno hasta llegar a la discoteca Caramelo en Sevilla en el 2008 o 2007, después de la terrible derrota en semis de la Copa del año . Sigo pensando que bebimos algo que nos trastornó porque nosotras no somos así. No :-).
  6. La noche de Carnaval después del partido de Vigo de Liga en el 2008, creo. “Yo habré perdido el escudo pero tú… tú has perdido la dignidad…” Jajajaj.
  7. El amor desproporcionado que sentíamos por Ana Montañana, que nos llevó  a hacer una megapancarta gigante con nuestra frase favorita: ANA AMONTAÑA MVP, lolololooololololooolololololoololol MVP.
  8. Lo mal mal mal que lo pasaos en Zamora en la Copa del 2013: sin sitio en el pabellón, los insultos del gordo cabrón, la denuncia a la Policia Nacional, las veces que nos perdimos, el GPS para vehículos…
  9. Ese partido de liga que fuimos a ver a Burgos en el 2012, y al terminar de comer cuando se acercó el camarero a ofrecernos un chupito de “hierbas, orujo, anís, café, pacharán, limoncello, …” yo le pedí uhn “francés”  ¡qué verguenza! Pero qué risas…
  10. Y en general todos, primas, me quedo con todos y cada uno de los momentos que hemos compartido con el Avenida en estos más de 15 años, incluso antes de que fuera Avenida. Con las victorias y las derrotas, con los viajes y los partidos en casa. Con vuestra compañía y la de todos los que han querido acompañarnos.

Ahora os toca a vosotras. Os espero en lo comentarios con vuestros 10 momentos inolvidables :-))))

¿Zamora? todo recto hacia adelante

primer cuarto.

comienza el partido. o sea, el viaje. llegamos al hotel sin ningún problema, que ya es raro. rodeamos el pabellón dos veces. lo encontramos. entonces buscamos la entrada. hay una para “fondos”, otra “tribuna” y otra “preferencia”. pero no encontramos la de “timados”. amablemente le pregunto a un hombre con sobrepeso y así, sin más, me maltrata psicológicamente llamándome pesada y mandándome a la mierda. yo le pido un ansiolítico o una hoja de reclamaciones. y por más que insisto, nadie, ni los de la feb, ni el directivo de uni girona, ni las gallegas ni cristo que le fundó me proporcionan cualquiera de las dos cosas. acabo optando por la policia, que para eso esta: “quiero formular una denuncia con mi carnét de conducir contra un hombre desaliñado con sobrepeso que me ha vejado e insultado” le digo al polícia.” el me contesta “vuelvo a tu sitio, joven, y me señalas con gestos y guiños cuando le veas para que hablemos”. como todo me parece muy normal, asi lo hago. al final resulta que el energúmeno era el entrenador del Zamarat, JUAN DE MENA, y que es bastante normal que se comporte así porque se pone nervioso antes de los partidos y que no es mala gente y patatín. me quedo más tranquila, pase lo que pase, al gordo cabrón yo no, pero el avenida le va a ganar. fin del primer cuarto.

DSC00239

segundo cuarto.

después de comer en un sitio de postín al lado del pabellón (en el mcDonalds del centro comercial de la “autovía”) volvemos a nuestro asiento que no es de tribuna no es de fondo no es de preferencia no es de nada: es nuestro sitio y punto. ganamos, claro. salimos del pabellón y nos perdemos. así, sin más.  es lo que tiene zamora, que ni con mapa ni con navigator, toda la gente te dice que todo recto para adelante, y sin remedio te pierdes. al final nos encontramos al “caballero” y le pedimos unas patatas mixtas y dos FIGÓN. jajaja.  todo muy rico. de ahí al lobo a por unos morunos. que no. que si. que pique. y de vuelta al hotel nos volvemos a perder. fin del segundo cuarto.

tercer cuarto.

cafetería del hotel. unas copas y frutos secos. finalmente, la camarera nos inquiere, extrañada, si nadie nos ha explicado por dónde se sale de fiesta en zamora. “claro que si, buena mujer, es que estamos cogiendo fuerzas antes de perdernos… otra vez”. con suerte, acabamos llegando al charlotte, un sitio muy cool donde la gente se agarra a las mesas y a los sofás como un gato a unas cortinas. tras un duroenfrentamiento con lamparazo incluido, conseguimos sofa, mesa y taburete. da hasta cosica moverse. pero acabamos marchándonos en busca de la “ilusión”, que está en una cueva en herreros. todo muy normal. tomamos una copa sentadas en una silla que te mete mano y bajamos al inframundo a escuchar reggeaton. después, por acabar de completar estilos musicales, nos acoplamos al plan del “rock and gin”. un sitio cuco y recogido con extremoduro y una letrina. después de seis copazos, una prima y yo decidimos irnos a casa. para no perdernos, nos ponemos el gps. “gire a la derecha y gire a la derecha” informa la voz metálica del navegador. el cabrón indica para coche. la flecha se vuelve loca con nuestro vaivén por calles ¡peatonales! al final, se nos apareció la virgen de la concha y pudimos llegar a nuestra morada. el resto del pelotón, o se orienta mejor, o la caraja les da alas. pero llegaron a la primera, las muy pájaras. fin del tercer cuarto. 

cuarto cuarto.

el gordo cabrón, las gallegas, todos los de la feb, la autovía azul, el policía conciliador, el de la hucha, las primas y yo quedamos otra vez en el pabellón para reconciliarnos y de paso ver la final. fuimos todos menos las del avenida, que mandaron a otras y, claro, perdimos. una tristeza…….una desazón……. un comecome…….. una mierda…….. total, que nos cogimos el coche y nos volvimos a Salamanca a ver si se nos pasaba la pena con unas hamburguesas, un solomillo y un costillar de cerdo. y a la bobada se nos pasó.

eso si, el camarero tardaba tanto que casi le puse una hoja de reclamaciones. fin del partido.

la marea azul

Acabo de leer un post sobre los aficionados del Perfumerías Avenida Baloncesto a los que nos llaman cariñosamente la “marea azul” y no puedo por menos de añadir un detalle que el autor ha pasado por alto: ADMIRACIÓN.

he vuelto de ese viaje con héroes nuevos, y no estaban en la pista, no hablo de las jugadoras o el flamante nuevo entrenador, para nada, sino de auténticos supervivientes que se suben a un autobús a las 7 de la mañana y al lado de otros aficionados y amigos se olvidan por una mañana, por un rato, de enfermedades, impedimentos, soledad… de gente que antes también viajaba y ya no va.

154133_147133075441247_45679478_n

hay mucha gente en esos autobuses que admira… y debería ser admirada. gente que grita y olvida, y mueve la bufanda mientras le descansa el alma. “Siempre damos muchos ánimos a Avenida, entonces nunca están solas. Vamos con Avenida a casi todos los sitios. Somos no sólo fans, sino también amigos. Pasamos mucho tiempo juntos en el autocar”, comenta un aficionado.

la victoria, para algunos, no es ganar ni volver a casa. la victoria es el viaje.

Vamos Avenida

soy socia del Perfumerías Avenida desde antes de que fuera Perfumerías Avenida, cuando éramos  cuatro gatos en el Pabellón de la Alamedilla viendo a jugadoras universitarias dejarse la piel en la cancha para ganar un partido. Hay muchos nombres en la historia de este baloncesto que se recordarán, otros quedaron olvidados enseguida. hubo épocas muy buenas, es cierto. también sufrimos derrotas serias. pero por encima de todo, año tras año, estuviera quien estuviera, el sentimiento era claro: SOMOS UN EQUIPO.

un equipo lo es para los malos y los buenos momentos. funciona como un engranaje, cada pieza intenta encajar en su lugar durante alrededor de cuarenta minutos. hay días mejores. hay otros en los que las cosas no salen.

un equipo funciona como un engranaje pero no es un engranaje porque está formado por personas. está dirigido por personas,  asesorado por personas. es visto y animado por personas. no somos máquinas, ¿por qué comportarnos como tal? vamos a atrevernos a aplaudir aunque perdamos; confiemos en la suerte aunque no nos de la cara, qué más da: HAY QUE CONFIAR.

y eso implica no salir del pabellón cinco minutos antes de que acabe el partido, dándole irremediablemente por perdido; no pitar a una jugadora porque los pitos no  la van a ayudar a mejorar; no esconder que las cosas no salen como queremos, pero luchar todos juntos para cambiarlas, desde la grada, si- se-pue-de, con ideas constructivas en los foros, con aplausos más fuertes, con ganas,…

vamos avenida 🙂