Me hacía falta un fin de semana

Si os digo que ha sido un fin de semana cojonudo, así con estas palabras, me quedo corta. Y es que ya me hacía falta: necesitaba tiempo para mi, para no pensar en lo que me queda por preparar o por hacer en el trabajo, para no organizar nada y simplemente dejarme llevar. Me hacía muchísima falta.

Por eso el viernes cuatro intrépidas nos fuimos a hacer una Escape Room en la iglesia de San Millán, así a pelo, con toda la gente del museo preguntándose qué estábamos haciendo y nosotras abarradas contando tumbas y escudos heráldicos, poniendo a prueba a la guía y silenciando el cronómetro para que no se diera cuenta de que se nos había acabado el tiempo. Al final lo conseguimos pero entre los nervios y las risas tampoco recurso muy bien cómo pudimos hacerlo y rescatar el valiosísiml tesoro de la Universidad de Salamanca.

38DECE11-3398-4476-8840-83D7C6A1D7363C772EF8-CE34-4E48-A746-2BA0FC3DD75E

Después nos marchamos a ver la obra “Gloria” de Teatro de Barrio en el Juan del Enzina. Y nos encantó. La actriz, Ana Rayo, construye un monólogo impecable sobre la vida de la poeta desde una parte de su biografía que no muchos conocen: malhablada, irónica, crítica y tremendamente sensible, nos conquistó y nos la creímos de principio a fin. Qué frágil era Gloria. Qué frágil.

El sábado cogimos el coche y nos marchamos al INTROMUsIC. Cualquiera que me conozca sabe que no soy nada de conciertos, pero siempre acabo yendo. Me reconcilié con la música gracias a Andres Suarez y a partir de ahí con IzAL o Sidonie sé que me puedo arriesgar porque va a ser éxito asegurado. Y así fue: primero Sidecars con su pedazo de directo y su emoción, seguidos de IzAL y sus temazos – aunque menos impresionantes que otras veces- y para terminar el broche de Sidonie y su locura, con historias como “Estáis aquí” o “Nuestro baile del viernes” que deberían ser himnos de nuestra generación 🙂 acabamos reventados, pero mereció la pena.

AB10897B-5CF8-4AE5-9D0E-634659C2FB7B072FE57A-1342-4EF2-B56C-A40F87DDDACC

Y el domingo, creado para descansar, pusimos rumbo a La Alberca para disfrutar de dos horas de spa en la Abadía de Los Templarios. Es uno de los mejores spas que tenemos en la provincia de Salamanca y merece la pena la hora de viaje si, ademas, después de disfrutar del rato de relax, te homenajeas como hemos hecho nosotras con unas patatas meneas en un restaurante en el pueblo y luego paseas y paseas y paseas hasta que te llenas de todo el otoño del mundo y te sientas preparado para volver.

9182FA1F-BBC0-4F67-BCCC-8892058BFA1F048AEB47-B074-4903-A7CC-ECC5C0C7E313

Porque si, fines de semana así son pura energía para afrontar una nueva semana con toda la ilusión del mundo y con la mejor compañía. Porque nada de esto hubiera sido posible sino es por la gente bonita con la que comparto mis días.

A todos,  ¡os quiero!

Anuncios

Nadadoras Salvadoras

Ya sabéis que a las primas a veces nos mandan misiones internacionales que nada tienen que envidiar a las de Tom Cruise. Hemos estado en Estambul, París, y Cangas de Onís, entre otros destinos, por eso cuando la semana pasada recibimos la llamada no dudamos en aceptar. Encima tocaba playa, ¡asi que ideal! Rumbo a Figueira.

El problema es que cuando llegamos allí nos dijeron que la misión era de alto riesgo: todos los nadadores salvadores (en cristiano, socorristas) de la playa de Figueira habían resultado intoxicados por la ingesta masiva de las mariscadas congeladas del Bar Espanhol (que nos encantan, por cierto) y teníamos que sustituirlos urgentemente.

Oh oh. No es solo que la misión fuera peligrosísima, sino que además implicaba que no habría mariscadas para celebrar el éxito. Antes de decidir si la aceptábamos o no, nos fuimos a comer unas francesinhas. Comida ligera portuguesa. Y después, como no nos decidíamos, nos metimos en el Casino y venga a echarle a la ruleta, venga a echarle a la ruleta, pues acabamos debiéndoles a unos de la mafia china que andaban por allí cientos y cientos de euros. Total, que teníamos que aceptar la misión si o si, porque no teníamos ni un duro y la gasolina en Portugal está carísima. Fue así como empezó todo.

38052292_10156015253936137_2955653998977220608_n.jpg

La mañana del sábado, ya convertidas en Cejota, Pamela, Mick Buchannon, nadadora salvadora en prácticas y monitora friki, nos repartimos los puestos en la playa. ¿Sabéis de que color estaba la bandera? Si, efectivamente. Roja.

38122062_10156015256956137_4971537237687664640_n.jpg

Así que Pamela tuvo que hacer dos salidas, que se saldaron con una mujer intrépida haciendo la croqueta, y un niño en caída libre y luego vino muy apurada, nos reunió en su puesto a todas y nos dijo con lágrimas en los ojos “chicas, no puedo continuar con la misión porque es extremadamente peligrosa, y me encanta el color morado, mi película favorita es La milla verde porque sale un ratón, y en agosto me caso”. Pero alma de cántaro, haberlo dicho antes… Las primas somos por encima de todo las primas, así que dejamos desatendidos los puestos y nos fuimos a celebrar. A tomar por culo la misión.

38139481_10156015253861137_919050686979637248_n.jpg

A partir de ahí empezó el desenfreno: una fiesta de cocos en la playa, un desembarco pirata con dedicatoria musical incluido e incluso un intento de secuestro en la habitación del hotel por parte de los habitantes del planeta de Raticulín. Todo aderazado con bien de marisco y mucha risas.  De haberlo sabido antes… habríamos preparado algo, pero incluso improvisando somos la leche. De hecho, como colofón final (no sigáis leyendo si sois fácilmente impresionables) nos marcamos una sesión Hoponopono en el hotel, diciendo con el corazón en la mano “Lo siento. Perdóname. Gracias. Te amo”.

 

Posiblemente no vuelvan a encargarnos ninguna misión mas pero ¿sabéis qué? Pues que Pamela se casa y eso… Eso hace unos años si que habría sido una misión imposible así que nadie sabe qué puede pasar mañana 🙂

Ahora, de vuelta en el hogar, nos despedimos como nos enseñaron los secuestradores de Raticulín “wi wi wi” que es algo así como ”

¡sed felices, Silvia y Sara!”

Misión en Aveiro

El otro día me llegó una notificación oficial ¡y no era de Hacienda! De nuevo desde el Ministerio de Curiosidad nos convocaban al equipo de investigación altamente cualificado, Las Primas, a una misión de riesgo como otras que ya hemos realizado en París o Estambul. Esta vez, el destino era Aveiro, muy cerquita, en el país vecino. Y allá que nos fuimos.

Hacía tanto tiempo que no nos juntábamos las cinco… Habíamos echado tanto de menos el vocalismo, el tocahuevismo, el tontismo y todos los ismos que nos caracterizan que fue pisar tierras lusas y mandamos a tomar por culo la misión. El verano está hecho para disfrutar 🙂 ni siquiera preguntamos qué teníamos que hacer, nos limitamos a trotar hasta la playa, montar la sombrilla, desplegar el cortavientos recién comprado y montar la otra sombrilla robada; echarnos bien de crema; bañarnos en el Atlántico con una cuerda -está tipificado como deporte de riesgo y en el Decathlon te venden la soga como instrumento de acompañamiento-; echarnos otro bien de crema; y ponernos hasta arriba de marisco y vinho verde en el restaurante Costa Nova; después de comer, nos echamos otro bien de crema, nos bañamos de nuevo con cuerda y nos echamos otro bien de crema.

IMG_4397.JPG

Enseguida se nos hizo la hora de cenar, y pusimos rumbo a Aveiro ciudad a buscar un Prego no prato. Podéis pensar que la misión indirectamente estaría relacionada con la gastronomía o con el bronceador, porque en todo el día no hicimos otra cosa, pero erráis el tiro.

IMG_4480.JPG

Al día siguiente, Domingo, después de un buen desayuno y bien de crema, descubrimos la misión secreta: nos habían mandado para testar el modelo de cortavientos de los chinos y enseñar al resto de la Humanidad a plegarlo después de un entrenamiento sutil pero complejo. Todo el sábado lo habíamos montado y desmontado con aparente normalidad pero el domingo… el domingo media playa se puso en fila para reírse mientras intentábamos por turnos que se hiciera redondo como al principio y que cupiera en su mochila. No había manera, oye, algún paso nos habíamos saltado del entrenamiento mientras comíamos quisquillas o volábamos el avión de papel.

IMG_4570.JPG

Al final, admitiendo el fracaso de nuestro misión tuvimos que recurrir al gran jefe de todas las operaciones. Google. Y con un sencillo tutorial de treinta segundos nos confirmó lo mal que lo estábamos haciendo y lo fácil que resultaba cuando seguías los pasos del vídeo.

La sensación de desazón nos duró como dos segundos. Ja, el gran jefe siempre estaría ahí y de vez en cuando lo más importante no es resolver sino DISFRUTAR. Y nosotras habíamos disfrutado, vaya que si habíamos disfrutado.

IMG_4501.JPG

Así que la próxima misión que se prepare. Porque lo mismo la resolvemos… o no:-)

Marcha contra el Cáncer en Salamanca

Esta mañana he participado por primera vez en la Marcha contra el Cáncer en Salamanca y todavía me dura la sensación de pertenecer a algo grande y bonito que solo creamos cuando nos juntamos por una buena causa.

fullsizerender-2

Mas de 8.000 personas hemos decidido unirnos a esta iniciativa en una mañana que pronosticaba lluvia pero nos daba igual, porque teníamos ganas y paraguas. Y entonces, con toda nuestra ilusión conseguimos que saliera el sol para comenzar la marcha. Seis kilómetros compartidos con familias, bebés, ancianos y perros, todos con sus camisetas color esperanza. Me gusta pensar que a veces el mundo es algo así, un camino plagado de gente bonita con la que compartir preocupaciones, pasos hacia adelante, risas, una mañana de domingo y todo lo que haga falta.

14650504_10154230817046137_2759514315077676736_n

Felicidades, Salamanca.

¿Qué es estar burlao?

Estar burlao es ir a cenar a casa de una amiga y aprovechar cada una de las visitas a la cocina para encenderle el horno a traición, con una intención no muy clara de o quemarle la casa o hacerla reir o sin una intención muy clara.

Estar burlao es aprender a hacer el rucurrucu three sixty con apenas dos ensayos.

Estar burlao es probar un juego nocturno nuevo que se llama Head Up y consiste en adivinar palabras, acciones, canciones, países y otra charadas que tu equipo te representa o te comenta mientras tu tienes el teléfono móvil en la frente e intentas descifrar la palabra que aparece en la pantalla. No, eso no es estar burlao. Estar burlao es hacer eso pero con una televisión que no tenga pantalla plana. Probad.

FullSizeRender (14)

Estar burlao es no hacer esto más a menudo, está claro.