Qué bien lo pasamos ayer en la Boda de Fonso y Laura. Estuvimos 12 horas clavadas de celebración: desde que puse un pie fuera de mi casa hasta que volví, de 12 a 12. Y entre medias días, reencuentros, fotos bonitas, emoción, lugares especiales, comida deliciosa y baile, mucho baile. Había olvidado lo mucho que me gusta escuchar música y bailar, desde un pasadoble a Flying Free pasando por Camela y Chiquilla. En medio un montón de recuerdos y de momentos únicos vividos entre amigos. Fue uno de esos días que se te olvida que tienes móvil y que eres autónoma y que no piensas ni un segundo en el trabajo ni en preocupaciones. Uno de esos días para disfrutar. Así que millones de gracias Laura y Fonso, por hacerlo posible, por cuidar tanto los detalles, por ser tan disfrutones ¡y por casaros!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s