A veces tengo la sensación de que soy un buen recipiente de palabras. Quizas es porque me gusta cuidarlas, tratarlas con mimo, analizarlas, complementarlas… y entonces siempre llega alguien y me llena el recipiente. Ni un cómo estás o necesitas algo ni siquiera tengo algo que contarte, es mas bien un ”ahi te lo dejo”.

Y ahora ¿qué hago yo con ello?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s