No han pasado ni veinticuatro horas desde que empezó el año 2019 y ya venimos de un velatorio. Los cambios de año siempre me hacen pensar lo frágiles que somos y cuánto tenemos que cuidarnos cada día, cada minuto que estamos juntos.

4793CFA1-A7A3-4C57-ABCB-87D98FCB33F1.jpeg
Ilustración de Rodrigo Marín Matamoros

Y si te apetece hacer una llamada, pues no la dejes para luego. Si quieres enviar un mensaje, decir “te echo de menos”, “lo siento” o “te quiero”, pues piensa que cualquier momento es buen momento. Si tienes que pedir un deseo, que sea Salud, para que luego te salga una sonrisa sana y vayas por ahí contagiándola.

0A3E2F05-5947-4250-911F-858676F9C899.jpeg

No te preocupes por si tienes mucha o poca gente cerca. No es el número: es el cariño, los sentimientos que te despiertan, la facilidad de darles un abrazo sin necesidad de preguntar “¿cómo te va todo?”, “¡solo nos vemos en Navidad!”. Si solo te ves una vez al año, si solo te escribes para quedar porque hay que quedar… Entonces pierdes el tiempo.

EAE1F19F-6322-4495-A413-75692ADE183A.jpeg

Y el tiempo es lo poco que tenemos para compartir con los demás. Así que si tienes que hacer propósitos de Año Nuevo que sean abrazos no pedidos, whatsapp en febrero, en marzo o en abril, regalos hechos a mano o una conversación sin el móvil en la mano, incluso, de corazón, un buen regalo es poner a menudo el modo AVIÓN.

C2314ACE-BB2C-414A-98B0-6A69F2F5D377.jpeg

Feliz 2019.

A volar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s