¿Por qué son importantes los lobos de los cuentos?

Llevo tiempo con ganas de hablar sobre los lobos de los cuentos, pero de los lobos malos, no de esos sucedáneos que juegan a presentarlo como un personaje maltratado y con buena intención, sino de los de verdad. Los lobos malos, que hacen mucha falta en los cuentos. ¿Queréis saber por qué?

lobos.jpg

Bueno, la respuesta es muy sencilla y muy científica a la vez. Resulta que a nuestro cerebro las situaciones de miedo le suelen generar conductas de evitación,  es decir, cuando sabemos que vamos a experimentar esa emoción, la evitamos, y listo. Pero claro, ¿entonces cómo aprendemos a gestionarla cuando tengamos que enfrentarnos a ella de verdad?

Pues para eso están los malos de los cuentos. A través de la lectura de historias con lobos, ogros y otros peligros, podemos exponernos de forma progresiva a esos peligros que nos asustan e ir descubriendo las herramientas o actitudes necesarias para afrontarlos. Además, cuando leemos un cuento somos conscientes incluso desde muy pequeños que no nos encontramos en el mundo real. Nuestro cerebro sabe que tenemos la seguridad de estar entre el “érase una vez” y el “colorín colorado” de manera que experimenta miedo pero también sensación de bienestar al terminar, especialmente cuando el cuento se lee en un contexto de seguridad y con vínculos emocionales como el hogar o el colegio.

Así que ya sabéis, ¡larga vida a los lobos de los cuentos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s