Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos.

Esta semana estuve en Madrid visitando la exposición de “Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos.” y no puedo dejar de recomendaros a tod@s que, si tenéis oportunidad os reservéis tres horas de vuestro tiempo para verla. Si, sales agotado. Si, te contagias de sentimientos que no deberían existir. Si, la necesitas.

99702B5F-77C6-4E26-86F7-BF49A566D326.jpeg

A veces nos hace falta una bofetada de realidad para comprobar los extremos hasta los que un ser humano puede llegar.    Y, aunque duele, después del golpe de crueldad, fanatismo, mentira y odio, viene un viento de generosidad, fuerza, fé y compañerismo que te ayuda a recuperar un poco de confianza en la Humanidad.

20D2C58B-BFDE-42D7-B8FE-46C09261F54C.jpeg

Somos capaz de lo mejor y de lo peor, y la delgada línea entre lo uno y lo otro está terriblemente relacionada con la capacidad de ser críticos, de tener una opinión bien formada y una voz fuerte para compartirla frente a fanatismos. Está ligada indefectiblemente a la educación.

07B20F1E-B14C-4654-B724-A62927297268.jpeg

No supimos cuidarla no hace mucho y no tan lejos. Pero hagámoslo ahora con lo que tenemos cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s