Juegos en el Bar Mano a Mano

Me da rabia que en Salamanca cada vez se hagan más cosas originales, actualizadas y para todo tipo de públicos, y aún así a la gente le cueste disfrutarlas, como si lleváramos la piedra de Villamayor atada la espalda y nos pesara tanto que nos costase soltarla y abrir la mente a la que la ciudad avanza.

En fin… no sé si sabéis que todos los viernes en el bar Mano a Mano (Calle La Reja, 10), Pandora Animación organiza un evento superdivertido que comparten a través de Facebook y se llama ZONA JUGONES. ¿Esto qué significa? Pues que si tienes un grupo de amigos puedes ir y jugar con ellos. Sin más. Jugar, si, jugar, algo que no deberíamos dejar de hacer ni grandes ni pequeños, nunca. Puedes jugar con ellos, y tomar unas cervezas con ellos, y cenar con ellos, todo en el mismo lugar. Es una propuesta cojonuda.

Total que como somos de ideas fijas llevamos varios viernes a pie firme probando juegos, pizzas, hamburguesas, tostas y sobretodo risas, muchas risas. Llegados a este punto os estaréis preguntando, la mayoría, que de qué tipo de juegos estoy hablando. Tranquilos, que aquí va una selección de las mejores propuestas que hemos probado hasta ahora. Tachán, tachán…¡es hora de jugar!

Bohnanza o por un puñado de judías

Un juego de cartas aparentemente sencillo pero sólo apto para agricultores en potencia. Cada jugador tiene que sembrar distintas judías: está la hippy judía, la judía pocha o la apestosa, entre otras. Pero solo dispone de dos campos, una dura negociación y mucha mano izquierda para realizar la jugada. Es una propuesta muy divertida que saca los peores instintos comerciales de cada uno, pero a la vez hace que te desternilles de risa cuando te descubres diciendo cosas como “te cambio mi judicultor por una pocha y otra apestosa”. Impagable.

¡Zombies!

Walking Dead con un tablero. Cada jugador tiene que ir creando el tablero, después enfrentarse a los zombis que encuentre en su camino y, lo más importante, llegar al helipuerto para escapar de la masacre que se va preparando. Es un juego más complejo pero igual de divertido en el que no puedes olvidar que compites contra el resto, no con ellos: colócale los zombies delante para que no puedan escapar de sus ataques, muévelos para que les pisen los talones, y, lo más importante, no te olvides de utilizar las fabulosas cartas de acción  que pueden darle la vuelta  a la partida en un instante. Ah!, Y sobrevive 🙂

Los tres cerditos

Siguiendo la estela del cuento popular, cada jugador se convierte en un cerdito que tiene que consturir una caja lo más resistente posible, y por piezas: un tejado, una puerta, y la altura que consiga reunir en piezas. Los cinco dados deciden qué pieza puede conseguir cada uno de los jugadores, y determinan también el material (paja, piedra o madera). Los “cerditos van construyendo su casita confiados pero si en los dados aparecen dos lobos, una de sus casas, por puro azar, quedará derrumbada, y no valdrá nada. gana el que consiga construir casas por más valor.

Coloretto

O estrategias de camaleones. Se juega con una baraja de 77 cartas de juego: 63 cartas con un camaleón (hay 7 colores diferentes), 3 comodines con un camaleón multicolor, 10 cartas con un +2 y una carta de última ronda. El objetivo del juego se puede explicar con pocas palabras. Se juegan varias rondas y en cada una los jugadores ganan cartas de camaleón. Cuando acabe la partida sólo sumarán los camaleones de tres colores, y todas las cartas que hayan conseguido los otros colores puntuarán negativamente. Un juego ideal para perjudicar al que tienes enfrente, y sumarle cartas sin piedad 🙂

Doble

¿Quién tiene memoria fotográfica de pez? Este es un juego con más de 55 cartas con distintos símbolos,  y solamente un símbolo idéntico entre cada carta. ¿Serás capaz de descubrirlo? Se puede jugar de 5 maneras diferentes (5 minijuegos), pero siempre manteniendo un objetivo: los jugadores deben buscar el objeto común entre dos cartas y nombrarlo. Es desesperante, y a la vez te partes de risa, mientras te aproveches del menos rápido o el más desconcentrado del grupo.

Y hasta aquí la recomendación del día. Entiendo que para aprender a jugar, lo mínimo que tenéis que hacer es acercaros un día a jugar, y disfrutar también de una deliciosa tosta o hamburguesa, mientras disfrutáis del sencillo placer que es pasar un rato con amigos entre risas.  Ah! Y si lo que os apetece es tener fichados ya algunos juegos, echadle un vistazo a la página de Homoludicus. Hay miles de posibilidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s