Me llamo Miguel

Ayer al salir de La Malhablada mi hermana tuiteó “Las visitas a siempre me remueven por dentro. Muy grande . Y no puedo estar más de acuerdo con ella. Hay obras que no necesitan más de quince minutos para quedarse enganchadas en la piel a través de la palabra, los gestos y las miradas de esos actores que te rozan mientras actúan, literalmente.

446

A veces hemos discutido sobre qué es microteatro en realidad, si solo la duración o condensación de una historia en quince minutos; el hacerse con el espacio convirtiendo unos metros en un auténtico escenario;  o la forma de interactuar con el público, la ruptura de la cuarta pared que permite espiar desde el salón o la cocina la vida de otro que por segundos deja de ser actor para convertirse en tu vecina, un familiar, unos amigos o alguien con quien te podrías haber cruzado por la calle en cualquier momento.

B7p-3n4IEAICkL4

“Me llamo Miguel” no es solo microteatro. Porque responde a las “pautas” que he mencionado antes, pero además usa recursos como la voz, la música, la luz y por supuesto, la palabra, para expresar emociones de una forma tan clara, tan humana, que no puede ser otra cosa más que ARTE.

Enhorabuena Patricia y Carlos.

Estoy deseando ver la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s