La posada

Ser humano es ser una posada.
Todas las mañanas llega alguien nuevo.
Una alegría, una depresión, una mezquindad,
Despertamos momentáneamente a algo nuevo
como acogemos a un visitante inesperado.
Recíbelos y atiéndelos a todos,
aunque sea un montón de penas
que barren violentamente tu casa
y la vacían de muebles.
Aún así, trata a cada huésped de manera honrosa.
Tal vez te esté preparando para algún nuevo deleite.
El pensamiento sombrío, la vergüenza,
la malicia ve a recibirlos a la puerta,
con una sonrisa e invítalos a entrar.
Agradece a quienquiera que llegue
porque todos han sido enviados como guías del más allá.

(Rumi)

Anuncios

2 comentarios en “La posada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s