Tía Remedios

Tia Remedios, tia Remedios, que hemos venido a verte. Estamos aquí Pepita, Mari y yo, que hemos aprovechado que en Salamanca era medio puente por el día de San Juan de Sahagún y hemos venido a verte, ¿qué te parece? ¿No nos vas a decir nada? Espera que tengo que darte un beso grande de parte de María, que si no se enfada. Asi. Ahora ya. ¿No nos vas a decir nada? Bueno, pero nos miras, nos tendrás que echar una sonrisa grande, ¿no? Dicen las Hermanitas que eres como una santita, que comes muy bien y que te sigue gustando mucho el dulce ¿eh? Que te dijeron que íbamos a venir a verte y abriste mucho los ojos. Nos han dicho que duermes bien, y hasta roncas. Qué buenas son las Hermanitas, tia Remedios, con que cariño te cuidan, se nota que te quieren en cuerpo y en alma. Sor Emilia se pone a tu lado y empieza a animarte “Sor Josefa, sor Josefa, dígale algo a sus sobrinas”. Sor María Margarita te da unos besos y unos abrazos…Y nos cuentan cosas de antes, de hace muchos años. L historia de cuando estuviste muy enferma en Bilbao, ¿te acuerdas? Dice mi madre que era el cólico miserere, y antes nadie se salvaba. Tú enfermaste mucho y te llevaron a Madrd, pero antes una anciana dijo que ella daba la vida por ti, y estaba sana, pero se murió. Y tú te salvaste. Eso nos cuentan. Dice Sor Rosario, o ya no me acuerdo de si era Sor María Margarita, dicen que cuando ya de mayor viste que te estabas poniendo enferma,te abrazaste al Sagrario y estuviste un rato, y que al soltarlo decías “que sea lo que Dios quiera”.

Nosotras les hemos contado cosas de ti, de cuando venías en visita de familia y comprabas dulces para llevar y zapatos del 35. Incluso recuerdos de cuando era mas joven, de eso solo se acuerda Mari. Dice que de joven te gustaban las barras de labios rojas y eras tan guapa… como la foto que tenemos en Villaverde, en la habitación de Dolores, que pareces una actriz de cine. Y que estudiaste Filosofía y Letras, como yo, y que te gustaba mucho leer. Entonces yo me he acordado de lo que me contaste la última vez que estuvimos juntas en Salamanca, de tus amorios, de aquel criado de Vllaverde que se enamoró de ti y no pudo ser… No pudo ser… Mari dice que vuestro abuelo era un señor muy conocido en La Armuña, Ángel Romo, y que le llamaban “El botones de plata”. También nos ha contado que vuestro padre, el abuelo Pepe, fue alcalde de Villaverde. Que los romos siempre hemos tenido mucho carácter… Será verdad. Pero tu erre que erre, sigues sin querer decirnos nada, asi que te seguimos contando nosotras: que estamos todos bien, que yo me he hecho empresaria y Sara está muy mayor. ¿Te acuerdas que vino a verte en Diciembre? Dicen algunas monjas despistadas que si yo soy Sara, que qué alta. Yo me rio y les digo que no, que soy Rebeca, hija de Pepita y de Modesto, hermana de María, nieta de Lola y de Teodoro, que en paz descansen los dos, y que vengo a ver y a darle un beso a mi tia abuela. Pero ya te dejamos tranquila, que llevamos mucho rato hablando y querrás descansar. Danos un beso, anda, que mañana ya nos daremos mas.

(…)

Tia Remedios, que estás muy dormida, no nos haces caso. Ayer nos mirabas y nos querías hablar, pero hoy nada. Estás tan dormidita…bueno, no te preocupes, que he traido un cuento muy bonito, me lo contaron la semana pasada en un bosque, un señor que se llama Antonio Rodriguez Almodovar, y sabes mucho de cuentos, los cuenta con la gracia de Sor Emilia, ¿te lo imaginas? Pues asi. Cuando me lo contó me acordé de ti, porque la última vez que yo te fui a ver a Manresa las Hermanitas te llevaban al patio y alli te leían un librito muy antiguo con fábulas de Esopo, ¿te acuerdas? Y al volver a Salamanca me prometí que te mandaría un libro de cuentos, pero no lo hice, y hasta hoy que me acuerdo y me arrepiento de no haberlo hecho, tia Remedios, por eso hoy quiero leerte este cuento, el de “Las tres naranjas del amor”, que es tan bonito que tenemos que leerlo, aunque parezca que estás dormida. Te va a gustar, seguro.

(…)

Tia Remedios, que susto, que nos ha venido a buscar la Hermanita para decirnos que  te habías puesto muy mala, y es verdad. Tia, ¿qué te pasa? ¿ es que te contamos demasiadas cosas ayer? ¿O es que estás ya muy cansada y ahora que nos has visto te quieres marchar? Yo no sé que es, tía Remedios, las monjitas dicen que es la Providencia, y yo te veo tan pequeñita y tan agotada de respirar… Sé que sabes que estamos aqui, a tu lado, pero no sé como te podemos ayudar, no sé si quieres quedarte, si quieres irte… No sé ni que pensar. Estamos tristes. Y justo la Hermanita acaba de encontrar unas fotos antiguas que guardas entre tus cosas, nos hemos puesto contentas, con los recuerdos. Guardas imágenes tan bonitas…los sobrinos de pequeños, los tios, los abuelos. Se les ve tan felices a todos. Y tan jóvenes. Y han pasado tantos años… Ay, tia Remedios, que se que estás muy malita pero nos miras por el rabillo del ojo y estás entre nosotras y esos recuerdos, asi que te damos muchos muchos besos y dejamos que pase, lento, el tiempo.

(…)

Tía Remedios, ya nos despedimos, pero al final es al revés, no nos vamos nosotras, eres tú. Fíjate cómo son las cosas. Como dice Sor Rosario ” no sabemos nunca qué va a pasar con nosotros, pero aquí nadie se queda”. Te tengo que contar un secreto, tia Remedios, ¿sabes qué? Que lo he pensado, se me ha llegado a pasar por la cabeza que este viaje podía ser una despedida, que a lo mejor teníamos que decirte adios, y al final asi es… Lo que no recuerdo bien es si lo he soñado, o lo estaba imaginando a lo mejor en duermevela, que se han sentado en tres sillas libres que quedaban Teo, Lola y Dolores, y te sonreían como diciendo que ya te esperan. Por eso no estamos tristes, tia Remedios, esto que tenemos no es pena: es amor, es nostalgia, es una despedida, pero no es pena. Por eso te damos otros cien besos, mil, los que sean.

image

Buen viaje, muy buen viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s