lecturas de calle

cuando veo unas converse negras me acuerdo del mendigo que duerme en el cajero de mi calle. por las mañanas, al ir a trabajar (por suerte), solo distingo sus cartones y el negro de las converse. parece mentira, qué caprichoso es el cerebro humano, que va creando por costumbre sus conexiones. las converse negras ahora son de los pobres. las ramas de romero de las gitanas. los carteles de cartón con faltas de ortografía de las familias sin hogar. ¿y los libros? ¿de quién son?

leer la calle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s