Contra la crisis, CREATIVIDAD

Steve Jobs creía que las mejores ideas surgen en el cuarto de baño y en la cafetería, charlando con los colegas. Introspección e interconexión: dos ingredientes de la creatividad. Cuando se fue de Apple y fundó los estudios de animación Pixar, su preocupación no eran las películas, sino obligar al mayor número de empleados a que compartiesen los momentos de mayor intimidad y la franja más relajada de la jornada de trabajo (la hora de comer). Estaba seguro de que la chispa de la genialidad surgiría entonces, no en los despachos.

Seamos igual de ambiciosos que Steve Jobs… o incluso más. Intentemos cambiar el mundo. Las industrias creativas dan trabajo en España a 800.000 personas y suponen el 4,8 por ciento del PIB. El capital intelectual es su principal argumento. Libros, cine, diseño, arte, publicidad, arquitectura, videojuegos, comunicación y nuevas tecnologías son sus viveros tradicionales.

Se trata de aplicar habilidades propias de los artistas a los procesos productivos. ¿Cuáles son esas habilidades? Necesitamos gente audaz para poner en práctica estrategias novedosas, incluso disparatadas, y que se sienta cómoda en la incertidumbre. Que tenga valor para lanzarse a la piscina sin saber si tiene agua. Tenemos que animar a la gente a que salga de su zona de bienestar e interactúe con personas de otros ámbitos, algo mucho más importante que disponer de la mejor tecnología. Con frecuencia, el acto de crear no es más que la recombinación de viejas ideas o bien una transposición de un campo a otro. En cierto modo todo está inventado, pero todo se puede reinventar.

Las ideas que cambiaron nuestra forma de pensar en la primera mitad del siglo XX eran producto de genios solitarios, como Einstein. Pero ahora las innovaciones provienen de equipos multidisciplinares. El secreto es mezclar a la gente y conectar cosas que en apariencia no tienen nada que ver. Por este motivo, viajar libera la imaginación y por eso también los jóvenes, que no han aprendido aún todas las reglas, son con frecuencia más creativos que los mayores.

 La creatividad nos permite transformar lo imposible en posible. No todo tiene que ser tan impactante, puede ser algo más cotidiano: como hallar otra manera de trabajar, más rápida o efectiva. Para que surja la creatividad, la gente ha de sentirse cómoda al exponer sus ideas. Puede venir de cualquier lugar, y por eso debes salir de tu zona de bienestar e interactuar con gente distinta. Así incrementas tu archivo de ideas, que te puede servir en el futuro.

 Creatividad es conectar conceptos que antes no habían sido conectados. La gran pregunta es: ¿cuándo se enciende esa chispa? Pues cuando estamos sometidos a emociones positivas. Si estamos estresados, nunca seremos creativos; seremos eficientes, que no es lo mismo. Cuando estamos bajo emociones lúdicas, hay más probabilidades de conectar estos elementos heterogéneos de una manera innovadora.

Para la creatividad hay dos variables obligatorias: pasión y trabajo. Es necesario ser constante y divertirse. Trabaja más que los demás… y harás más cosas que los demás. Cada uno lo hace como quiere. No hay dogmas. Crear no puede ser una obligación. Pero también está la pirámide creativa. Todo el mundo puede crear, la clave está en las consecuencias de lo que haces.

 Visto en XL Semanal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s