no le busquéis sentido, son micromonólogos

«De pequeño aprendí que no se podían meter los dedos en los enchufes, porque daba gustirrinín pero luego quedabas regular de la cabeza». (J. R.)

«Es como si me dice, Matias acompáñame a casa, menuda chista…» (M)

«¿Qué que quiero beber? Pues ya que estamos aquí, pídele las copas al buen Tum- Tum» (M en el Tum-  Tum)

«Tiene dos nombres de mujer, en el nombre, uno es el de la virgen, y otro es como un nombre de hombre, pero en mujer» (S, definiendo a Maria Antonieta en el Times Up).

«Camarero: “¿Qué chupito queréis: café, crema, orujo, hierbas, manzana?”; Yo: “francés”» (R, después de un lechazo burgalés)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s