a fuera

ayer al salir del hospital asomé mis ojos a las plantas acristaladas de enfermos.

mi mirada caprichosa se cruzó con una historia: hija y madre, ésta última con vendaje en la cabeza (y media vida ya vivida), se dirigían con pasos lentos- de acompañante y enfermo- hasta al cristal. supongo que esperaban encontrar a través de la ventana algo más que el blanco de hospital. las vi, en el séptimo piso. ellas me vieron.

yo estaba fuera. ellas estaban dentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s