el museo de los juguetes rotos

Jose tiene 85 años pero antes tuvo cuatro y cinco, como el resto de niños. entonces le gustaba jugar a los soldados y compartir sus juguetes con algunos amigos. tenía uno que se llamaba Juan Carlos. Era español. Juntos jugaban a batallas, siempre Portugal frente a España. El que perdía, tenía que comprarle un helado al que había ganado.

Juan Carlos y Jose se hicieron mayores y se alejaron. El primero se convirtió en el rey de España y el segundo comenzó a coleccionar juguetes. Ambos jugaban aunque libraban distintas batallas. La mas dura, la de Jose: el día de la inauguración de su museo del juguete, el fruto de toda una vida dedicada a buscar muñecas, trenes, coches, bicicletas y payasos de hojalata, le sorprendió un infarto cerebral que le dejó postrado en una silla de ruedas, con media vida parada. Demasiadas emociones para un proyecto lleno de infancia.

Ahora Jose pasa las horas rodando por su museo, con la tristeza de un juguete viejo y de ser a la vez su dueño. Se acuerda de Juan Carlos y de sus batallas. Sonríe mientras recuerda a través de la ventana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s