un rayo de sol

vamos a agarrar un pedazo de sol entre los dedos y apretándolo con cuidado, con mucho cuidado, cada vez que yo lo toque y tú lo veas, dará igual el trabajo, el tiempo, el cansancio, la tristeza, la rabia o el desengaño porque siempre, siempre nos quedará ese rayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s