Emprendimiento lector en contextos formales: la escuela

La escuela es un contexto formal idóneo para continuar con la animación a la lectura. Y si, la palabra utilizado ha sido “continuar” porque el primer paso de acercamiento a los Iibros se da en casa: se lee por contagio, imitación o seducción, no por un sentido obligatorio. A partir de esta lectura en familia, la escuela sólo tiene que continuar manteniendo dicha práctica en otro contexto. La cantidad de propuestas que se pueden aplicar en el aula o a partir de ella son incontables: la hora del cuento (escuchar  y ver cuentos estimula la imaginación, abre la puerta de nuevos mundos y contribuye al desarrollo personal del niño), presentación de libros (en una idea de proceso literario, facilitar que los niños presenten sus propios materiales de lectura es una herramienta muy importante para animar a leer), usar técnicas de creación literaria rápida…. ser capaces de plasmar las ideas, sensaciones e imágenes que bullen en sus cabezas después de la lectura, es otra forma de compartir y reforzar conocimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s