familias en paro

…podríamos respirar. Compraríamos unas gallinas ponedoras, unos pollitos, plantaríamos patatas, pimientos y tomates. Y así, cuando lleguen las vacaciones de Semana Santa, tendríamos algún pollo que darle a los niños. Intentaríamos autoabastecernos. No hay otra opción. Hacer de nuestra casa un fuerte. El Álamo. Y esperar a que vengan los indios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s